| 9/2/2005 12:00:00 AM

Transición pensional

Los hombres y mujeres que hoy sean mayores de 50 y 45 años, respectivamente, podrían pensionarse en el régimen del pasado.

Después de años de trabajo, Jorge Valdivieso cumplió 60 años y está listo para jubilarse. Pero no sabe en qué condiciones lo hará. Sabe que cotizó 1.473 semanas y que, durante los últimos 10 años, devengó en promedio $4'866.212 mensuales.

Si se pensionara con las condiciones de la Ley 100 recibiría una mesada de $3'459.877, el 71% de su Ingreso Base de Liquidación (IBL), que equivale al promedio mencionado. Pero con su antiguo régimen recibiría el 90% de su IBL, esto es, $4'379.591.

Jorge forma parte de un grupo de personas que por su edad y/o tiempo de cotización al iniciarse la vigencia de la ley 100 de 1993, el 1 de abril de 2004, no les convenía efectuar el cambio al nuevo sistema pensional. En este caso, perdería 11,7% de su pensión.

Para evitar estos problemas, la ley 100 propuso en el artículo 36 un Régimen de Transición. Una especie de puente normativo entre la nueva legislación pensional y los más de 40 regímenes pensionales diferentes que regían antes de esa norma, cada uno con sus propios requisitos y beneficios. Las personas que pertenecen al régimen de transición podrán pensionarse bajo las condiciones y requisitos anteriores a la Ley 100.



¿Quiénes están en transición?

A este régimen pertenecen las mujeres que al momento de entrar en vigencia la ley tuvieran 35 o más años de edad, los hombres con 40 o más de años de edad, o con 15 o más años de servicios cotizados. Esto es colombianas y colombianos que tienen más de 45 y 50 años, respectivamente.

La más reciente reforma pensional estableció que el régimen de transición se mantendrá hasta el 31 de julio de 2010. Esto significa que la vigencia de los regímenes pensionales de transición expirará en esa fecha. Con una excepción. A los trabajadores que, estando en dicho régimen, tengan cotizadas al menos 750 semanas o su equivalente en tiempo de servicios a la entrada en vigencia del presente acto legislativo (25 de julio de 2005), se les mantendrá el régimen hasta el año 2014.

No obstante, es posible que quien esté en régimen de transición deje de estarlo. Si, por ejemplo, se traslada al sistema de ahorro individual, pues se rige por la legislación de ese régimen. Aunque se haya trasladado al Régimen de Ahorro Individual, RAI, puede recuperar el régimen de transición si al 1 de abril de 1994 tenía 15 años o más de servicios, y se devuelve al régimen de Prima Media administrado por el ISS, siempre y cuando traslade allí todo el ahorro que efectuó en el RAI y que ese ahorro no sea inferior al monto del aporte legal correspondiente, en caso de que hubiere permanecido en el régimen de prima media.

Como Jorge cumple el requisito de edad (tenía 49 años en 1994) y el de semanas cotizadas (900 semanas) y nunca se trasladó, está en el régimen de transición.



¿Y la pensión?

En régimen de transición, el ISS le liquidará y reconocerá la pensión como un porcentaje sobre el IBL correspondiente al promedio de los salarios de cotización de los últimos 10 años anteriores a la pensión, o el de toda la vida laboral si es más favorable, actualizado anualmente con el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Bajo este régimen, la persona podrá percibir un monto de pensión hasta el 90% de ese IBL, según el número de semanas cotizadas (más de 1.250). Esto significa que Jorge se pensionará con $4'379.591.

El régimen de transición pretende evitar que un cambio fuerte en el sistema pensional afecte a personas que estaban a punto de pensionarse. Según Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, en este régimen que permite pensionarse en condiciones especiales están cerca de 250.000 personas.

No obstante, el problema son muchos de los Jorges Valdiviesos. Son en realidad senadores y funcionarios públicos que podrán pensionarse mucho más jóvenes y con mesadas más cuantiosas, con cargo a los recursos públicos. Se estima que este régimen podría valer cerca de $45 billones en valor presente.

Para las personas que no cumplen los requisitos para estar en el régimen de transición, la pensión se liquida con la misma edad (55 años si es mujer y 60 años si es hombre). En 2014, las edades mínimas subirán dos años (57 y 62, respectivamente) y a partir del 1 de enero de 2006, el número de semanas se incrementará en 25 hasta llegar a 1.300 semanas en 2015.

Hacer las cuentas en cada caso individual es clave para escoger el régimen pensional más adecuado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?