| 4/1/2005 12:00:00 AM

Sobre peones, alfiles y gerentes

Aproveche las lecciones del ajedrez en los negocios.

En un espacio imaginario, sobre un tablero blanco y negro, la vulnerabilidad de un par de reyes se establece por la fortaleza de dos ejércitos de soldados que se amenazan, se persiguen y se atacan. Los jugadores enfocan su capacidad mental en este espacio y demuestran su habilidad para elaborar estrategias y leerse el pensamiento mutuamente.

El ajedrez es más que un deporte para el cerebro. Es una afición que ayuda a pensar en estrategia. La misma que los ejecutivos usan en su trabajo diario. Dos empresas compiten por el mismo mercado. Cada movida de los gerentes está cuidadosamente pensada. Quien no tenga un buen plan, desperdiciará recursos, oportunidades y perderá parte del mercado. La habilidad táctica es fundamental.

Los principios que rigen la competencia son los mismos para el ajedrez y para el mercado. Muchos han visto que esta relación se puede usar para desarrollar las habilidades estratégicas de empresarios y gerentes.

El Chess in business, creado por el ajedrecista y abogado cubano Roberto Mayor, es un sistema que sirve para que las empresas interioricen los principios estratégicos del ajedrez.

Como explica Mayor, "el análisis de una partida de ajedrez puede conducir a una satisfacción plena de razonamiento lógico, capacidad de lucha, mostrar el ingenio para las soluciones más complicadas, la disciplina del seguimiento de un plan estratégico, las resoluciones tácticas más precisas, la armonía de las fuerzas y la economía de recursos en pos de un objetivo y, finalmente, la victoria".

Bruce Pandolfini, otro ajedrecista, ha sido consultor de varias de las firmas más grandes de Estados Unidos, incluidas en el ranking de las 500 empresas de la revista Fortune. En su libro Every move must have a purpose (Cada movida debe tener un objetivo), Pandolfini reflexiona sobre la relación entre el ajedrez y la estrategia de las empresas, e ilustra algunos de los principios que según él se aplican en ambas. Algunos consejos de Pandolfini para los negocios son:

-Sea agresivo, pero no tome riesgos innecesarios.

-Responda a las amenazas con contraamenazas.

-Cuando intercambie algo, asegúrese de recibir al menos tanto como está perdiendo.



Las analogías entre el campo de batalla y la vida empresarial van más allá del ajedrez. Algunos libros que contienen reflexiones sobre la guerra y han sido inspiración para directivos de empresa, consultores y estrategas en general son El arte de la guerra, de Sun Tzu y De la Guerra, de Carl von Clausewitz. Usted puede desarrollar su habilidad para pensar estratégicamente con este tipo de lecturas y jugando ajedrez. Es una buena inversión de su tiempo libre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?