| 12/7/2007 12:00:00 AM

Riesgo en el trabajo

Las enfermedades laborales pueden llegar a discapacitar a una persona. Identificar los riesgos que presentan el entorno y el tipo de trabajo son un factor clave para evitar padecerlas.

Alrededor de dos millones de personas en el mundo mueren al año por causa de accidentes o enfermedades relacionados con el trabajo, mientras que los casos de enfermedades profesionales llegan a 160 millones. La impresionante cifra de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), es un llamado de atención para las empresas, ya que ellas pueden minimizar la ocurrencia de estos casos simplemente mejorando el diseño de los puestos de trabajo y optimizando las labores que desempeñan los diferentes cargos de la organización.

La legislación colombiana establece que las enfermedades laborales son aquellas que están directamente ligadas al trabajo. Cuando una persona desarrolla una enfermedad mientras desempeña su cargo laboral, y no es intervenida de una manera satisfactoria, se convierte en discapacitada. Si usted cree que tiene una enfermedad laboral, el primer paso es acudir a su EPS a que le hagan la valoración. Las comisiones médicas laborales de estas empresas evalúan el caso para comprobar si la enfermedad es causada por los riesgos del puesto de trabajo. En caso afirmativo, el trámite continúa en la ARP, a la cual le corresponde evaluar qué tan grave es la enfermedad y estimar la compensación. Es importante que usted sepa que tiene el derecho a no estar de acuerdo con lo que dictaminen estas entidades y puede pedir una calificación de un tercero para su caso.

El top 5
Las enfermedades laborales más comunes en el país son, por orden de frecuencia, el síndrome de conducto carpiano, lumbago, hipoacusia neurosensorial, trastornos de disco intervertebral y síndrome de manguito rotador, de acuerdo al último informe de enfermedad profesional realizado por el Ministerio de Protección Social (2005).

Las enfermedades profesionales en Colombia están más relacionadas con los miembros superiores del cuerpo, la columna vertebral y el oído. "Estas enfermedades se relacionan más con la presencia de movimientos repetitivos que están fuera de ángulos de confort", comenta Esperanza Rodríguez Ferro, especialista en salud ocupacional y magíster en discapacidad. "Todo ser humano tiene una zona mínima de trabajo y cuando un movimiento se sale de esta zona, se violan los ángulos de confort, generando más esfuerzo. Por otro lado están las repeticiones de la misma acción que desgastan también el cuerpo", añade.

El factor principal que permite el desarrollo de las enfermedades de los miembros superiores del cuerpo es el entorno de trabajo, la distribución de tareas y la forma como la persona hace la tarea. "El ambiente de trabajo es clave para desarrollar o no enfermedades. Factores como la luz, la ventilación, la temperatura, el ruido, se deben tener en cuenta en el momento de analizar su puesto de trabajo", afirma Rodríguez.

También es muy importante la ergonomía, para no desarrollar las enfermedades de túnel de carpo, en donde son determinantes el diseño del puesto: diseño y altura de la silla, el teclado y su altura, los movimientos, y la ubicación de los equipos. Lo más importante es el movimiento repetitivo, que puede desencadenar la enfermedad.

Para el lumbago y los trastornos del disco intervertebral y el síndrome de manguito rotador se deben evitar los malos hábitos de postura, movimientos inadecuados y manipulación inadecuada de cargas. La enfermedad que más discapacita es la de los trastornos del disco intervertebral.

Por su parte, la hipoacusia neurosensorial se produce por la exposición a ruido constante que supere los 82-85 decibeles. Y en esto cuentan también los reproductores mp3.

El mayor problema para una persona que sufre alguna enfermedad laboral es que "cuando quiere ingresar a otra empresa y ven el historial de enfermedad laboral, lo excluyen del proceso, desintegrando cada vez más a los discapacitados de la sociedad", comenta Rodríguez. El índice que tiene el país de la importancia que hay para los discapacitados es del 6,4% siendo el estimado para un país en vías de desarrollo del 12%, lo que muestra que el país presenta problemas de rehabilitación integral que permitan el reintegro de una persona discapacitada a su vida laboral. Es por esto que una enfermedad laboral se convierte en un problema latente del cual todos debemos estar pendientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?