| 12/11/2009 12:00:00 PM

Que no le falten vitaminas

A medida que pasan los años, el organismo presenta déficit nutricional y facilita el desarrollo de diversas enfermedades. Hay una creciente oferta de productos para tratar de cubrirlo.

Ante las nuevas enfermedades, los laboratorios farmacéuticos y los fabricantes de productos naturales se han dado a la tarea de estudiar y entender las propiedades medicinales de las plantas para desarrollar productos que ayuden a subir las defensas.

La oferta en el mercado es cada vez mayor. Además de la oferta en tiendas naturistas, droguerías y supermercados, se suman las de negocios multinivel como Amway y Herbalife; las de catálogos y las de ventas por televisión.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de algunos complementos, como el betacaroteno, porque se convierte en vitamina A dentro del organismo y se ha comprobado su efectividad para disminuir las complicaciones respiratorias", dice el médico pediatra Freddy Barrios Segura.

Adicionalmente, algunos médicos recomiendan el consumo de extracto de eucalipto como estimulante del sistema inmunológico; la vitamina E para eliminar toxinas; la vitamina C para recuperar colágeno y reparar los tejidos; el complejo B para evitar daños en las arterias; el propóleo para fortalecer los bronquios y, más recientemente, los Omegas 3, 6 y 9.

En Europa y Estados Unidos la Echinacea (una planta originaria de Norteamérica) se ha convertido en la solución para prevenir y tratar los resfriados, al punto que en Alemania se expiden cada año 1,3 millones de recetas con productos cuya base es esta planta, según los portales Medlineplus.com y Alimentacionsana.com.

Aunque la mayoría de vitaminas están en frutas, verduras y proteínas, lo que hace que estemos ante un boom de oferta de productos en cápsula, sobres o jarabes, es la falta de conciencia sobre una sana alimentación. "Por la falta de tiempo, las personas consumen cada vez más alimentos enlatados o envasados en cajas y bolsas de larga duración, que para preservarse requieren grandes cantidades de sustancias químicas", explica Barrios.

Claudia Machado, médico capacitador de Labfarve, dice que lo ideal es usar los productos naturales como complemento para reforzar la alimentación, y no como suplemento de esta.

"No se puede pretender un beneficio a corto plazo tomando productos para subir las defensas, cuando no se ha llevado una vida saludable. Lo recomendable es consultar al médico, porque no todas las vitaminas son efectivas siempre. Por ejemplo, no es recomendable el consumo de betacaroteno en grandes cantidades para los fumadores, porque en lugar de proteger puede exponer al desarrollo de cáncer", afirma Lilibeth Cuello, nutricionista de Amway.

Hay que tener en cuenta que no todos los productos son tan naturales como parecen y de ahí la variedad de precios. Además de pedir opinión médica, es fundamental indagar sobre la seriedad de los fabricantes de estos productos, verificar que tienen el registro del Invima, revisar la fecha de vencimiento y, en el caso del Omega, revisar que tanto la cápsula como el frasco sean de color oscuro, porque la luz directa del sol le quita todos los efectos. Vale la pena empezar a cuidarse, pero para hacerlo hay que informarse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?