| 5/13/2005 12:00:00 AM

Paso a paso

La elección del calzado deportivo es determinante, pues con el tiempo el uso de zapatillas inapropiadas puede ocasionar efectos negativos para el organismo.

La fascitis plantar, inflamación del tejido que recubre los músculos de la planta del pie, origina dolor al pisar. Esta afección se presenta entre los 40 y 60 años, aunque en el caso de los deportistas se trata de individuos más jóvenes. Y en gran parte de estos casos, se produce por una mala elección de los zapatos.

Por eso, a la hora de comprar zapatos deportivos hay que tener muy claro qué se quiere con ellos, para que no se conviertan en un dolor de cabeza al practicar su rutina de ejercicios. En primer lugar, hay que tener claro qué disciplina deportiva o actividad se practicará. Hoy las zapatillas tienen diseños especiales en función de los diferentes movimientos que requiere cada deporte, facilitando su práctica y protegiendo el pie de lesiones. Hay zapatillas especiales para correr, para deportes en los que se realizan desplazamientos cortos y frenadas bruscas, como el tenis o el baloncesto, para deportes en que predominan los saltos, para diferentes terrenos, entre otros.

Al realizar una actividad como el spinning, la zapatilla debe ser dura, con goma dura que tenga un tache estilo guayo, pues la bicicleta tiene pedal de hierro. Para los aeróbicos, el zapato deber ser liviano, de suela mediana, esto evita lesionar la rodilla o la zona lumbar (espalda baja). Al alzar pesas, se usa la zapatilla bota super liviana. Al trotar en la calle, se debe usar la bota zapatilla sin cámara de aire para evitar lesiones en la cintura. Para caminar se debe usar bota zapatilla con cámara de aire, según Orlando Rosero, entrenador físico de Fitness Gym.

Una vez conocido el deporte y el terreno, se escoge el modelo según la morfología de cada individuo pues no todos pisan igual, ni tienen el mismo tipo de pie. Hay pies cavos, normales y planos en diferentes grados. Y en función de los dedos, hay pies egipcios (el primer dedo dominante), griegos (el segundo dominante) o cuadrados (los dos dedos igual de largos). También hay otros factores que influyen en la elección del calzado, ya no solo por el tipo de pie y la pisada, sino por elementos como el peso del individuo, el desarrollo muscular, flexibilidad, etc.



Consecuencias negativas

Al correr y saltar, las extremidades inferiores soportan varias veces el peso del cuerpo. En un salto, el peso que soporta el pie se sextuplica, por esto después de la actividad física diferentes estructuras del organismo como los pies y tobillos pueden verse afectadas, si el calzado está en malas condiciones o no es el adecuado.

Las lesiones más comunes son esguinces, luxaciones, tendinitis o inflamación del tendón de Aquiles, los flexores y extensores, sobrecargas óseas y fascitis plantar, según Mauricio Morales, especialista del pie de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Los podólogos recomiendan disponer de varios pares de zapatos deportivos e ir alternando su uso, tanto, para dar al pie cierta variedad en el apoyo como para facilitar su limpieza y aireación lo que ayuda a prevenir los hongos y los problemas de sudoración excesiva y mal olor.

Al comprar zapatillas deportivas, encontrará diversos modelos y marcas, pero debe saber escoger el más adecuado a sus necesidades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?