| 12/9/2008 12:00:00 AM

Pasar en rojo no es obligatorio

Terminar bien el año resultará clave a la hora de mantener un buen control sobre sus finanzas personales durante 2009.

Los dos siguientes meses son el periodo del año en que los gastos se disparan. Con la época navideña comienzan los regalos y las fiestas mientras que en enero vienen las matrículas, pensiones, uniformes, útiles y libros escolares. Por esto, su comportamiento financiero durante estas semanas puede ser fundamental para que inicie el año con déficit o equilibrio en sus finanzas personales (es muy difícil que haya un superávit). Si usted es de los que se ha resignado a generar un saldo en rojo durante estas fechas, no se desespere.

 

 Hay algunos consejos sencillos para ahorrar dinero durante estas fiestas y para comenzar a planear un muy próspero 2009. No se trata de dejar de disfrutar de las festividades navideñas, sino de hacerlo sin que esto signifique sacrificios el resto del año. Planifique, compre con cuidado, sujétese a un presupuesto, sin endeudarse excesivamente. No olvide que el verdadero sentido de esta época es reencontrarse con la familia y los amigos (no el mero consumo).

Planee la navidad. Elabore un presupuesto de todos los gastos de navidad: comida, bebidas, decoración, regalos, viajes, etc. y comprométase a cumplirlo. Tome en cuenta cuánto gastó el año pasado y si las compras lo dejaron endeudado por varios meses, hay que gastar menos.

Por ejemplo, hacer una lista de regalos de navidad evitará compras impulsivas y garantizará ajustarlas a su presupuesto (podrá definir mejor a quién regalar y el gasto por persona o regalo que puede hacer).

Si definitivamente el presupuesto no da para regalarle a todo el mundo, podría planear una especie de juego del amigo secreto entre los adultos de su familia. De esta forma, cada adulto solo dará y recibirá un mejor regalo, ya que el presupuesto se incrementa. Además, se puede establecer un presupuesto de regalo.

Compre anticipadamente todo lo que pueda. Haga sus compras con anticipación y nunca las deje para última hora o para la víspera de navidad, pues será más costoso. Es más, para el próximo año compre los regalos fuera de la temporada navideña aprovechando los descuentos.

Ojo con las deudas. El primer paso para evitar una deuda navideña innecesaria es conocer su situación económica. Analice sus ingresos, nivel de gastos, ahorros y deudas para poder determinar su capacidad de endeudamiento actual. Eso le evitará hacer compras que comprometan su flujo de caja futuro. Se viene un 2009 difícil y lleno de incertidumbres, así que sería mejor limitar el uso de las tarjetas de crédito. Cuídese, por ejemplo, de las promociones para comprar ahora y pagar los intereses hasta el próximo año pues generalmente lo único que hacen es acumularse durante todo el periodo.

También podría crear un fondo navideño, de tal forma que tenga una cuenta de ahorros con dedicación exclusiva para financiar la próxima navidad.

Un último consejo es pensar en regalar acciones. No solo porque están en muy buenos precios sino porque al hacer esto involucra en el mundo de las inversiones a quien recibe el obsequio, haciendo que se interese más por sus finanzas personales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?