| 7/20/2006 12:00:00 AM

Optimice los canales del sector financiero

Conocer los costos de las transacciones bancarias por los diferentes canales le ayudará a hacer un uso eficiente de ellos y a optimizar la relación con su entidad. Internet, el más económico.

Apesar de que internet y la banca telefónica son los medios menos costosos para realizar las transacciones con el sector financiero, los cajeros siguen siendo el canal electrónico más utilizado por los usuarios y el segundo después de las oficinas bancarias tradicionales.

Según datos de la Asociación Bancaria, de los 1,43 billones de transacciones que se efectuaron en el país durante 2005, cerca del 38% se realizó en las sucursales y otro 31% se llevó a cabo en los cajeros electrónicos. Esto es, dos de cada tres, y por eso las largas filas en las entidades siguen siendo una constante.

La mayoría de los usuarios tradicionales de la banca que tienen que hacer múltiples pagos, como servicios públicos, matrículas, suscripciones, telefonía celular, préstamos y tarjetas, aún opta por hacer múltiples retiros de dinero y someterse a tortuosas filas para poder pagar. Esto se debe a que no tienen en cuenta que muchas de las consultas, transferencias y pagos podrían hacerlas vía internet a costos mucho más bajos, con un gran ahorro de tiempo y con total seguridad. Todo esto por falta de planeación y por el desconocimiento de los costos en que incurre en sus transacciones con la banca (ver tabla).

Por ejemplo, en un cajero, una consulta de saldo cuesta lo mismo que un retiro. Por esto, si usted acostumbra consultar y luego retirar, está duplicando el costo de su transacción. Y más si lo está haciendo en un cajero que no pertenece a la red de cajeros de su banco donde puede ser en promedio hasta cinco veces más costoso. Esto debido a que el banco debe pagarle al otro la transacción y a que a los bancos les interesa que sus usuarios utilicen sus redes. Incluso algunas entidades, como Bancolombia, que posee 1.225 cajeros en todo el país (el sector tiene alrededor de 6.000) no cobran las transacciones, solo la cuota de manejo de la tarjeta débito.

Con todo esto, la recomendación sería hacer todas las transacciones y pagos posibles por internet. Sobre todo, las más altas y recurrentes. Y hacer un uso programado (retirar una vez a la semana) de la red propia.

La banca ha impulsado el uso de canales como internet. La mayoría no les tiene costos fijos por acceso y el costo de las transacciones ni siquiera cubre el costo de la inversión. De hecho, internet se consolidó como el segundo canal con una participación del 30,7%. De 2 millones de transacciones que se hacían en 2001, en 2005 se pasó a 16,1 millones de transacciones mensuales por un valor aproximado de $21 billones.

Los mayores obstáculos para el mayor uso de internet son la baja penetración y la falta de cultura. Internet es uno de los canales más seguros, pues las entidades hacen inversiones permanentes en tecnología para fortalecer la seguridad de este canal.

Pero usted debería seguir algunas medidas preventivas: No haga transacciones financieras desde computadores públicos como los de los cafés internet pues alguien ha podido instalar programas para capturar sus claves, nunca ingrese a la página de internet de su banco utilizando links en correos ni conteste e-mails en los que le solicitan información.

Y cuando use el cajero, no sea mecánico. Revise que no tenga nada sospechoso como aparatos extraños que obstaculicen la salida del dinero y tape el teclado cuando digite la clave para evitar que lo graben. No acepte ayuda de extraños. Mejor aprenda a manejar internet.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?