| 6/23/2006 12:00:00 AM

¡Ojo con lo que come!

Es posible que los miedos, el mal genio o la depresión sean ocasionados por el consumo de un determinado alimento. El “test de toxicidad” detecta qué alimentos generan este tipo de dolencias.

Los alimentos son vitales para los seres humanos, no solo porque de ellos depende el buen funcionamiento del organismo, sino también porque en algunos casos su consumo puede producir alergias o intoxicaciones. Lo grave es que en la mayoría de las ocasiones estas alergias pasan inadvertidas o su origen se asocia a causas diferentes al tipo de alimentación.

Con algunos alimentos se pueden generar dos tipos de alergias o sensibilidad. Una de ellas, la tipo uno, es aquella que da una reacción inmediata con síntomas como estornudos incontrolables, inflamación en la garganta, náuseas o salpullido. La tipo dos se caracteriza por una reacción que aparece después de varias horas y días, con síntomas engañosos porque normalmente no se asocian con los alimentos ingeridos, afirma el doctor Andrés Lucena, director de GNQ Unidad Antienvejecimiento y quien trajo al país un test de toxicidad para determinar a qué alimentos son alérgicos los pacientes.

Las alergias crónicas más frecuentes en los seres humanos, según los resultados del examen de toxicidad, son producidas por el consumo de lácteos, levadura de pan y cereales y el tomate. Generalmente, el cuerpo es ansioso frente a los productos que le generan dolencias y por eso las personas buscan consumir más de ellos.

Entre los casos de dolencia más frecuentes se encuentran la migraña —porque se aumenta la vasodilatación cerebral—, depresión, sinusitis, dolores articulares o sensación de falta de energía. Este tipo de alergia afecta algunas funciones cerebrales que pueden desencadenar cambios de humor, irritabilidad, depresión y en los niños, la pérdida de atención e hiperactividad. Estas son reacciones del sistema de defensa del organismo.

El factor hereditario también influye en la probabilidad de desarrollar este tipo de sensibilidad a algún alimento, debido a que la madre le transmite al feto anticuerpos durante el embarazo, encargados de reaccionar contra determinados alimentos.

También está comprobado que la contaminación ambiental genera problemas en el cuerpo. De hecho, el doctor Jorge Herkovits, director del Instituto de Ciencias Ambientales y Salud, creó un test de toxicidad llamado Anfitox, desarrollado integralmente en Argentina. El equipo del doctor Herkovits encontró un método para prevenir efectos adversos en el caso de malformaciones y cánceres. La investigación estuvo enfocada en estudios de agroquímicos y metales.

Por medio de este examen se comprobó que por la contaminación de plomo, los niños pueden tener serios problemas de aprendizaje o desequilibrios psicológicos.

Aunque muchos médicos son escépticos sobre la teoría de que hay alimentos o factores en el ambiente que puedan generar alergias, intoxicaciones y problemas cerebrales y, más aún, sobre la efectividad de estos exámenes, lo único cierto es que la salud depende en gran parte de los alimentos que se consumen. Por eso, tener un ambiente puro y ante todo saber comer es la mejor medicina contra cualquier mal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?