| 4/11/2008 12:00:00 AM

¡No lastimemos más el idioma!

Dinero hizo una selección de los errores más frecuentes que cometen las personas al escribir y hablar.

 
La nueva jerga de los ejecutivos modernos se viene esparciendo a diario como un terrible virus que poco a poco contagia a un mayor número de personas. Es tal su poder que ya no son solo las palabras. Se evidencia también en las presentaciones escritas que hacen públicas en congresos, seminarios, ruedas de prensa e inclusive en algunas de las juntas directivas, en las cuales se perdió todo el pudor con el idioma.

Pareciera que ya a nadie le preocupa cometer ¡horrores! en el uso del lenguaje porque ahora lo importante es que el market share repunte a la hora de presentar el return on investment para que haga sentido con las expectativas de los shareholders y stakeholders.

En medio del afán, por todas partes se cuelan las mayúsculas en cualquier parte del texto y las tildes desaparecen del lenguaje escrito sin que nadie de explicación alguna. Eso sí, al final de la presentación los aplausos no cesan y mientras en la Real Academia de la Lengua continúan los esfuerzos para tratar de defender el idioma, en los escenarios públicos continúa el maltrato, pasando de generación en generación.

Conocedores del idioma consideran que esto no debe continuar. "Es hora de hacer un llamado a las buenas prácticas ortográficas y gramaticales", claman otros profesionales del idioma.

Dinero hizo una selección con los correctores de estilo y expertos del lenguaje de los errores más frecuentes que cometen las personas al escribir y hablar. Con el fin de respetar el lenguaje y su buen uso, es mejor no emplear palabras de las cuales no se conoce su sentido o aplicación. Los expertos coinciden en que el uso de anglicismos distorsiona el lenguaje, por lo cual muchas personas se apropian de palabras y expresiones que no corresponden al español.

A continuación se presenta una serie de ejemplos sobre los errores más comunes en el uso del idioma, para que se los aprenda, entienda y, por favor, no los vuelva a repetir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?