| 11/26/2004 12:00:00 AM

Lo nuevo en la bolsa

Los corredores de valores han diseñado nuevos productos para aprovechar los mejores tiempos económicos nacionales.

Alguien que hubiera puesto su dinero en acciones en la Bolsa de Valores de Colombia en enero, habría conseguido una rentabilidad superior al 75% efectivo anual, un retorno diez veces superior al de un CDT. A pesar de esta indiscutible bonanza bursátil, a muchos invertir en títulos valores les sigue provocando reacciones que van desde el pánico ante la posibilidad de perder dinero, hasta un franco fastidio producido por la jerga, los mecanismos de transacción y los montos mínimos requeridos.

Pero con rentabilidades de 14% mensual, como la de octubre, el doble de lo que da un CDT en un año completo, hay quien está dispuesto a revisar sus creencias y darles una mirada a los nuevos instrumentos que están a disposición de los inversionistas para aprovechar las rentabilidades de este mercado, sin perder la camisa en el intento.



Protección contra bajas. La firma Correval diseñó una forma de invertir en acciones reduciendo la posibilidad de pérdidas. Es un portafolio que invierte el principal en TES con vencimiento en julio de 2006 y el resto en acciones. Con eso se puede ganar la valorización de las acciones, pero cuando baja el precio de estos papeles mejora el del TES, de manera que se reduce la posibilidad de pérdida. Las acciones escogidas son Bancolombia, Banco de Bogotá, Éxito, ETB y Cementos Caribe. La inversión mínima es de $200 millones y se puede liquidar avisando con 15 días de anticipación. La rentabilidad esperada es de 15% a 20% efectivo anual, aunque se puede perder capital si el precio de las acciones se reduce a 46,22% de su valor actual.



Tarjeta débito. Corredores Asociados lanzó hace pocos días un nuevo servicio para su fondo de valores Interés Ahorro. Se puede manejar con una tarjeta débito para retirar fondos y hacer compras como en una cuenta de ahorro. "Es un servicio único en el mercado de fondos de valores", dice Alfonso Durán, gerente de la firma. La rentabilidad esperada está entre 7% y 8%.



Fondos a la vista. Para no tener el dinero en una cuenta de ahorros, Asesores en Valores tiene un fondo a la vista que rinde 8% a 9% efectivo anual, del cual se pueden hacer pagos directamente, a los colegios o a otras cuentas familiares, señala Eduardo Reyes, corredor de la firma. La mayoría de los corredores tiene este tipo de fondos a la vista.



Ganar con la inflación. La inflación colombiana tiene un ciclo más o menos predecible: alto en el primer semestre, bajo en el segundo. Para aprovechar ese movimiento, Correval diseñó un portafolio de inversión en TES que tienen su rentabilidad atada a la UVR, que a su vez depende de la inflación. La idea es sencilla. Comprar TES UVR en noviembre baratos para venderlos en febrero de 2006 caros. La inversión mínima, $500 millones y el rendimiento esperado, entre el 10% y el 20%, aunque no es una rentabilidad garantizada (podría ser cero), explica José Miguel Santamaría, gerente de los fondos de valores de esa firma.



Para especuladores. A los amantes del riesgo financiero, Acciones y Valores les ofrece la posibilidad de especular en el mercado de dólares intradía. Se deben establecer límites claros de las pérdidas y las ganancias que se quieren asumir en una jornada, poner US$250.000 y algunas garantías y listo. Bienvenido al mundo de los traders profesionales.



Emergentes. Para quienes creen en las economías emergentes, Ultrabursátiles y otras firmas tienen portafolios para invertir en bonos de estos países. La inversión mínima para comprar bonos colombianos es de US$1.000, dice Carlos Silva, de Ultrabursátiles, aunque recomienda no entrar con menos de US$10.000. Para comprar bonos de otras naciones, la inversión mínima es de US$10.000.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?