| 4/30/2004 12:00:00 AM

Ligereza de alta tecnología

Los adelantos en procesadores y tarjetas de memoria han hecho que la palabra portátil sea una realidad en el mundo de los computadores personales.

Hace unos cuantos años era normal ver a sudorosos "nerd" de lentes gruesos y zapatos de suela de goma, exhaustos, de pie, en los aeropuertos y en congresos internacionales con el hombro dislocado por el peso de un maletín marcado por alguna famosa empresa desarrolladora de computadoras.

Era difícil pensar en PC móviles de gran rendimiento y capacidad de almacenamiento que pesaran menos de 3 ó 4 kilos y no llegaran a temperaturas de calentador eléctrico, luego de unas horas de trabajo. Tener un portátil en ese entonces era más fruto de una infortunada necesidad laboral que una posibilidad de trabajo ágil y cómoda.

Su sistema operativo era un laberinto de murallas que solo expertos ingenieros o locos aficionados podían entender y manejar antes de que la insuficiente carga de energía de las baterías acabara con la diversión, haciendo indispensable una toma para justificar el esfuerzo físico de tener un portátil.

Sin embargo, el siglo XXI es una realidad cada día más tangible en el país de las maravillas portátiles, haciéndonos olvidar los aciagos tiempos de tecnología por tonelada.



Compañeros de viaje

Empresas como Intel y AMD han hecho exquisitos trabajos de relojería computacional, al lograr procesadores que llegan a velocidades de 1,4 GHz, el doble de un computador de escritorio, sin que eso represente temperaturas venusinas en sus manos o piernas mientras trabaja con ellos. Las desarrolladoras, por su lado, se concentraron en hacer posible que 40 ó 60 gigas de memoria no pesen más que unos cuantos gramos y en memoria RAM, usted cuente con grandes armarios de 512 MB que le permiten una mayor dinámica y combinación de las aplicaciones sin pérdida de tiempo, activo crucial si debe trabajar como un velocista.

Estas novedades han permitido que los principales fabricantes de portátiles se concentren en la ergonomía y en el diseño de sus máquinas para que combinando elementos resulte del sombrero una solución para cada perfil de usuario.

Las alternativas comienzan en los equipos ultraportables, que es la referencia que identifica en el mercado a los portátiles más livianos. Estas máquinas han sido diseñadas pensando en usuarios que por su trabajo o forma de vida deben viajar constantemente. Su peso oscila entre 1,2 y 1,4 kilos y sus medidas entre los 14 y 20 centímetros. En estos equipos, el tamaño es lo de menos, pues en esa pequeña herramienta hay procesadores IntelCeleron de 2,40GHz o MobileIntel Pentium4 de 2,66GHz o la novedad PentiumM, y posibilidad de conexión inalámbrica a redes Wi-Fi (de internet) con IntelCentrino.

Estos portátiles -en su mayoría- no tienen opciones para CD, DVD o Floppy; pero cuentan con alternativas de conectividad que suplen con creces esas bajas, como puertos USB, salidas VGA para monitor complementario, ranuras para tarjetas SD y Compact Flash para compartir o recibir información de equipos de mesa y cámaras digitales.

Por su funcionalidad, capacidad de almacenamiento y peso liviano, estos equipos móviles son el mejor compañero de viaje para trabajar.



Grandes compañeros

Para quienes no tienen un destino tan andariego, hay portátiles de 3,5 kilos y 27 centímetros de ancho, equipados con quemadores de DVD/CD, pantalla de 17 pulgadas y punteros de mouse espaciosos para quienes no tienen dedos de artista. Estos portátiles peso medio, al igual que sus primos livianos, tienen monitores LCD (cristal líquido).

Por su tamaño y peso, han sido desarrollados pensando en el usuario que trabaja entre semana en una oficina, sale de viaje ocasionalmente y necesita llevar su información pero sin tener que cargar CD o disquetes. Es el indicado para personas que buscan máquinas versátiles que les permitan contar con una herramienta de trabajo en la oficina y un centro de entretenimiento para llevarse a su casa.

Tienen la misma configuración en memoria que un portátil pequeño e igual RAM. Sin embargo, algunos poseen procesadores de 2,4Ghz Pentium4 para mover la gran variedad de información que pueden manejar, como videos y Mp3.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?