| 10/15/2005 12:00:00 AM

La influenza, una enfermedad de cuidado

En Colombia, la influenza afecta a cuatro millones de personas cada año. Algunos casos terminan en la muerte del paciente. La vacuna es la única medida eficaz.

Esta enfermedad afecta año tras año al 20% de la población mundial. La influenza ha causado más muertes que las registradas en las guerras mundiales, es la primera causa de mortalidad entre todas las enfermedades contagiosas y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede ser la próxima pandemia (gran epidemia global), debido a los importantes cambios genéticos detectados en los virus en los últimos años.



La influenza es producida por un virus altamente contagioso y fácilmente transmisible, que afecta a hombres y mujeres de todas las edades. Se puede difundir con la tos de los infectados, pues las partículas microscópicas entran en contacto con las vías respiratorias e invaden las células y el sistema respiratorio del receptor. También se adquiere al ponerse en contacto con elementos contaminados, como pañuelos, sábanas, cobijas y ropa. El período de incubación es de uno a cuatro días, con un promedio de dos días.



Los niños menores de cuatro años, las personas de la tercera edad y aquellos individuos con enfermedades de base como diabetes, asma o afecciones pulmonares o cardíacas crónicas están en el grupo de 1.000 millones de personas con mayor riesgo de contraer una enfermedad severa por influenza, incluyendo la neumonía.



Este virus no debe ser confundido con la gripa, catarro o resfriado común. La influenza se caracteriza por producir síntomas de malestar general y respiratorio tan intensos que pueden desencadenar incapacidades médicas y laborales prolongadas, llevando incluso a la muerte del paciente. De acuerdo con los lineamientos de la OMS, las autoridades médicas recomiendan a todos los individuos vacunarse, la única medida eficaz contra este virus. En Colombia solo se vacuna el 3% de la población, es decir, 1.320.000 personas de los 44 millones de habitantes.



Con esta vacuna se ha demostrado una protección del 100% en personas sanas menores de 60 años y del 75% en mayores de 60. Su efecto dura 12 meses. Además, en una ecuación de costo-beneficio, el costo comercial de la vacuna -que oscila entre los $20.000 y $25.000- parece moderado frente a los trastornos ocasionados por la enfermedad, más los gastos médicos, los días laborales perdidos y las medicinas.

La influenza es una enfermedad grave y la vacuna representa una inversión segura para la salud y el bienestar. Es la única medida de prevención eficaz contra los riesgos de esta infección viral.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?