| 8/29/2008 12:00:00 AM

La hora del cambio

Identificar los conocimientos y habilidades -para qué es bueno y para qué no- le servirá de base para identificar hacia dónde debe enfocar sus energías.

Si de un tiempo para acá ha notado que, cuando se levanta en la mañana y se mira al espejo ve reflejada la imagen de una persona que cada vez le gusta menos, es hora de iniciar cambios profundos en su vida. Y no se trata solo de la loción, la espuma de afeitar o la marca de cosméticos. También debe incluir un 'chip' para modificar aquellos aspectos de su vida profesional que lo están llevando a gustarse cada vez menos.

Pero, ¿cómo dar ese salto al vacío que implica adoptar cambios extremos en su vida laboral para alcanzar el éxito? Hay quienes lo han intentado devorando la voluminosa bibliografía que existe -con todo tipo de títulos- sobre cómo alcanzar el éxito sin fracasar en el intento. Otros han apelado a las firmas especializadas en procesos de transición de carrera, con coach, que aportan sus conocimientos de sicología laboral y su experiencia organizacional para guiar a quienes tomaron la decisión de darle un empujón a sus carreras, cambiando de trabajo y, de paso, de imagen personal.

"Todos los procesos no son iguales", asegura Julieta de Castro, experta en transición de carrera, de PriceWaterhouseCoopers, quien recomienda que para arrancar un proceso de cambio, el primer paso consiste en aplicar una serie de cuestionarios en los que la persona analice sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Esta 'prueba ácida' permitirá identificar los conocimientos y habilidades -para qué soy bueno y para qué no- y le servirá de base para identificar hacia dónde debe enfocar sus energías en materia de cambio.

El siguiente paso apunta a identificar qué lo está motivando realmente: si lo que busca en su vida es poder, logro, contactos sociales, o fortalecer sus lazos familiares. Si tiene claros sus intereses, podrá definir las estrategias a seguir para buscar el trabajo que más se adapte a sus motivaciones, opina de Castro.

Tras este exhaustivo autoanálisis, el paso a seguir es hacer un adecuado mercadeo de su propia hoja de vida. Chris Schreuders, un coach con formación en instituciones internacionales, cree que así como cada persona es diferente de otra, también las empresas son distintas entre sí, lo que hace necesario que el candidato opte por elaborar una hoja de vida a la medida de la empresa y no una estándar.

"No existe una hoja de vida ideal", opina, pues unas empresas buscan personas obedientes y otras, líderes o innovadores. Por eso es necesario analizar previamente el tipo de empresa, el perfil de profesional que contrata y conocer su filosofía y sus prácticas. La hoja de vida debe destacar los retos más importantes que ha tenido en su vida laboral y cómo logró superarlos; eso sí, sin 'maquillar' situaciones, pues esto terminará jugando en contra del candidato.

A la hora de la entrevista la mejor recomendación es presentarse a sí mismo, es decir, ser totalmente honesto, porque cuando una persona se dibuja como no es, se está auto engañando y, de paso, iniciando el camino hacia el fracaso.

Finalmente, recuerde que todo cambio es provechoso y que para proyectar una imagen de éxito debe reflejar por fuera lo que tiene por dentro. ?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?