| 8/4/2006 12:00:00 AM

La enfermedad que no avisa

La osteoporosis es un mal silencioso que ataca al 80% de las mujeres en el mundo. Dinero le explica cómo prevenirla.

Según los estudios de la Fundación Internacional de Osteoporosis, las mujeres mayores de 45 años pasan más días en el hospital por causa de la osteoporosis que por cualquier otra enfermedad, incluyendo diabetes, infarto del miocardio y cáncer de seno.

En Colombia hay unos tres millones de mujeres posmenopáusicas y se estima que la tercera parte tiene osteoporosis. Además, se calcula que una mujer tiene un riesgo del 50% de sufrir una fractura osteopórica durante su vida, según la FDA (Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos).

La osteoporosis se origina por una disminución considerable de la masa ósea, que conlleva el debilitamiento de los huesos y un aumento de la posibilidad de fracturas.

Después de la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos —sustancias que, entre otros efectos, dan fortaleza a los huesos—, lo que hace que se incremente su fragilidad y sean más propensos a debilitarse.

Además de la menopausia son factores de riesgo para la osteoporosis la raza blanca, los antecedentes familiares, los trastornos tiroideos, el uso de medicamentos como corticoides y malos hábitos como la vida sedentaria, el bajo consumo de calcio y el consumo exagerado de cafeína, alcohol y cigarrillo, según Carlos Augusto Pérez, ginecólogo y obstetra de la Universidad Militar.

Como esta enfermedad no presenta síntomas, es importante detectar los factores de riesgo para ordenar la densitometría ósea, examen radiológico que permite diagnosticar y medir la seriedad de la enfermedad. De esta forma, se pueden iniciar los tratamientos adecuados para evitar las fracturas, especialmente de muñeca, columna y cadera que llevan a un dramático deterioro de la calidad de vida de los adultos mayores. "Se recomienda que las mujeres que se practican rutinariamente la mamografía o la citología vaginal, las mayores de 60 años o las que presenten factores de riesgo se practiquen la densitometría ósea, bajo la orden del médico general o el ginecólogo", dice Pérez.

Para reducir la pérdida ósea, se recomiendan ciertos cambios en el estilo de vida como una dieta equilibrada rica en calcio, con abundancia de leche y sus derivados, consumo de alcohol en moderación, prohibición del cigarrillo y un programa de ejercicios para reforzar los huesos. Adicionalmente, suplementos de calcio en conjunción con vitamina D, terapia de suplemento de estrógeno, suplementos de flúor para incrementar la masa ósea e inyecciones de calcitonina, todo dependiendo de la historia médica del paciente, explica Pérez.

En cuanto a los medicamentos para la osteoporosis, cada vez son más fáciles de tomar y más eficaces. La mayoría contiene ibandronatos sódicos que fortalecen los huesos y reducen la posibilidad de nuevas fracturas. Estos medicamentos van desde dosis diarias hasta una dosis cada mes.

La osteoporosis es un problema de salud pública, que se puede padecer toda la vida. Recuerde que la puede prevenir a tiempo y si ya la tiene, existen formas eficaces de tratarla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?