| 9/14/2007 12:00:00 AM

Insomnio

Dormir es esencial para llevar a cabo una vida normal. Cualquiera puede tener insomnio y su continuo padecimiento puede ser frustrante y agotador. El estrés, la fatiga mental y la ansiedad son algunas de las causas que evitan conciliar el sueño.

El insomnio es la dificultad o inhabilidad de conciliar el sueño, o de mantenerse dormido lo suficiente para sentirse descansado y con energía. Es un problema común y frecuente. La mayoría de casos de insomnio son de personas entre 20 y 50 años, y de cinco casos, cuatro son de mujeres. Los efectos de una mala noche se notan inmediatamente, pues al día siguiente el cansancio afecta su temperamento y concentración.

El insomnio puede ser ocasional, asociado con un evento estresante, una dificultad o un caso de ansiedad puntual. El insomnio crónico es persistente y dura más de dos semanas. "Es completamente normal que una persona, que está teniendo problemas o preocupaciones, presente problemas de sueño, lo que no necesariamente se considera insomnio crónico", explica José Posada Villa, médico siquiatra y asesor de salud mental del Ministerio de Protección Social. A su vez, el especialista aclara que los trastornos de sueño son generalmente síntomas y no una enfermedad en sí misma. Sin embargo, en caso de que el problema persista, es necesario consultar con un especialista para determinar si es un caso psicológico o neurológico. "No se debe recurrir a la automedicación con hipnóticos, sin tratar el problema de base", advierte Posada.

Síntomas comunes
Los síntomas más comunes son el cansancio constante durante el día, irritabilidad, dolores de cabeza constantes y la falta de concentración. Otros indicios de este problema son no sentirse descansado al despertarse, levantarse constantemente durante la noche, no poder dormirse nuevamente cuando se levanta muy temprano y sólo conciliar el sueño con la ayuda de pastillas para dormir o alcohol.

Causas principales
"Las causas más frecuentes del insomnio son los estados mentales como la ansiedad, la depresión, la preocupación, la rabia, la tristeza o el temor que genera una situación difícil", señala el doctor Posada. El sueño también se ve afectado cuando se está en un ambiente muy ruidoso, incómodo o por cambios de horario. El dolor es el enemigo número uno del sueño y es una de las causas más comunes. El consumo de drogas psicoactivas, bebidas alcohólicas o estimulantes, repercuten en la capacidad de dormir bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?