| 2/6/2004 12:00:00 AM

Hora de comprar carro

Anticiparse a una posible devaluación haría de este un buen momento para comprar carro.

Tras un fuerte aumento en los precios de los carros en 2002, 20% en promedio, por efecto de la devaluación del peso, estos se estabilizaron y ahora cumplen un año de relativa calma. La revaluación del peso frente al dólar del año anterior y de comienzos de este año permitió que los precios de los vehículos se mantuvieran estables durante este tiempo.

Con esto, si alguien hubiera comprado un carro nuevo en mayo de 2002 por $35 millones y quisiera venderlo, hoy podría obtener alrededor de $37 millones. Por efectos de la devaluación habría hecho una buena inversión. Pero si lo hubiera comprado en enero de 2003, hoy valdría mucho menos pues los precios de los nuevos no han variado.

El costo de un vehículo depende del precio de las monedas del país desde donde se importa (el 60% del material del ensamblado nacional es importado). Si el peso se devalúa respecto a la moneda del país de origen, es más costoso en pesos importar o ensamblar el vehículo y, por tanto, su precio aumentará.

Por esto, la revaluación que han venido teniendo el euro y el yen respecto al dólar y al peso hace prever que los precios de los vehículos provenientes de Europa y Japón suban. Los vehículos provenientes de Estados Unidos, por tanto, podrían tener menores precios por la revaluación actual del peso frente al dólar.

Sin embargo, la devaluación del peso contra el dólar podría llegar en cualquier momento y se traduciría en un aumento de precios. Pero la magnitud de este incremento depende de qué tanto margen están dispuestos a sacrificar los importadores, y de la forma como actúe la competencia.

Pero aparte de la situación cambiaria, hay otros factores que hacen que este sea un buen momento para comprar carro: la baja rentabilidad de las demás alternativas de inversión, el fácil acceso a créditos baratos y la liquidez del mercado, que facilita la venta de los usados. Además, a partir del 1 de julio de 2003, el IVA de los ensamblados subirá del 21% al 23%; y bajará del 31% al 29% para los importados. El acuerdo con la OMC es realizar una reducción gradual para hacer que en julio de 2005 el IVA, tanto de importados como de ensamblados nacionales de menos de 1.400 centímetros cúbicos, se iguale en el 25%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?