| 10/10/2008 12:00:00 AM

Es mejor prevenir

No espere a sentir malestar para consultar al médico. Recuerde que con algunos chequeos anuales es posible prevenir muchas enfermedades.

Una alimentación balanceada, acompañada de una buena rutina de ejercicio, es fundamental para tener una vida sana. Y, si a estos hábitos se les suman la sana costumbre de visitar al médico dos veces al año y de practicarse todos los exámenes de rutina, será posible detectar a tiempo las enfermedades para tratar de mantenerlas a raya.

La médica de familia Emma García dice que "la promoción en salud debe estar presente en todas las etapas de la vida para tener control sobre el crecimiento y desarrollo de las personas hasta su madurez". Por su parte, los médicos Carlos Francisco Fernández y Juan Ramón Acevedo agregan que "es vital enfatizar en algunos aspectos a partir de los 20 años y crear hábitos saludables para mejorar la calidad de vida".

A continuación presentamos algunos aspectos que ayudan a conocer qué tipo de exámenes deben realizarse en las diferentes etapas de la vida. Recuerde que en ningún caso esta información sustituye la visita médica; por el contrario, se convierte en un llamado para que le preste más atención a su salud.

Desde los 0 años

A toda persona se le deben practicar anualmente exámenes de agudeza visual y auditiva, conocer su grupo sanguíneo y factor Rh, tener completo el esquema de vacunas (no solo son para niños) y visitar al odontólogo por lo menos dos veces al año. Los niños menores de 12 meses deben ser chequeados mensualmente por el pediatra. Más adelante, en la etapa de preadolescencia y adolescencia deben tener controles específicos por lo menos dos veces al año.

20 a 29 años

Es recomendable un chequeo anual para analizar el nivel de azúcar en la sangre, la tensión arterial, el colesterol y el funcionamiento del riñón. A esta edad es necesaria la práctica de exámenes de perfil lípido; es decir, laboratorios muy completos, los cuales se deben hacer cada cinco años. Igualmente, es tiempo de medir la masa corporal y el perímetro de la cintura con el objetivo de detectar trastornos alimenticios y manejarlos a tiempo. Las mujeres deben practicarse una citología vaginal al año y los fumadores deben acudir con más frecuencia al médico.

30 a 39 años

Además de los exámenes tradicionales de laboratorio, hay que enfatizar en el control de la tensión arterial. En esta etapa es prudente realizar pruebas de glicemia cada tres años, según la recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes. Las mujeres deben examinar cuidadosamente sus senos y continuar con sus exámenes anuales de citología vaginal.

40 a 49 años

Los hombres, principalmente, deben practicarse una endoscopia al año y las mujeres en caso de frecuentes dolores abdominales. Esto, debido a que el cáncer gástrico cobra cada día más víctimas y, según los médicos, en su mayoría afecta a los hombres. En este periodo es fundamental un electrocardiograma cada año, además de los exámenes de perfil lípido.

Después de los 50

Es hora de realizar análisis de la próstata. Si ha habido casos de cáncer de próstata en la familia, lo ideal es empezar a realizarlos a partir de los 45 años con la frecuencia recomendada por el médico en cada caso. A esta edad también es fundamental que a los hombres se les realice una colondoscopia para descartar la posibilidad de cáncer rectal y un examen antígeno prostático para detectar algún riesgo de cáncer de próstata. Las mujeres no deben faltar a la mamografía y citología vaginal cada año. En ambos casos es necesario medir la densidad ósea y realizar todos los exámenes de laboratorio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?