| 12/1/2005 12:00:00 AM

Errores de impuestos

La fiscalización tributaria ahora es más fuerte y se endurecerá aún más en 2006. Los problemas más frecuentes que encuentra la Dian en las declaraciones de las personas naturales.

Colombia nunca ha sido un paraíso fiscal, pero el año que viene podría parecerse más a un infierno fiscal para quienes no hagan sus declaraciones con todas las de la ley.

El Musica, el sistema de información computarizado de la administración de impuestos, cruza los datos de las oficinas de catastro y de los bancos con las declaraciones de renta, para encontrar inconsistencias como las que se presentan cuando una persona dice no tener ingresos suficientes para declarar, pero ha recibido consignaciones enormes, o ha hecho compras grandes con tarjetas de crédito.

En los últimos meses, con verificaciones sencillas de consumos y datos de los catastros, la Dian envió 400.000 cartas para invitar a declarar, con la firmeza que caracteriza a esa oficina, a los que llaman contribuyentes omisos. Sin duda, esa correspondencia aumentará en 2006.

Por eso, conviene darles una ojeada a los errores que cometen con más frecuencia los contribuyentes, para evitarlos el año próximo.

- No declarar todos los ingresos. Carmen Teresa Ortiz, asesora del director de la Dian, señala que el Muisca recibe información de muchas fuentes que pueden revelar los casos de subestimación de ingresos. - No presentar la declaración de renta. Muchas personas creen que por tener un ingreso menor a $63,66 millones y un patrimonio menor a $84,88 millones, no están obligadas a declarar. Eso no es cierto. Para no declarar, se deben cumplir todos los requisitos que aparecen en el recuadro. Es muy frecuente que las personas olviden verificar los límites de gastos con tarjetas de crédito o las transacciones bancarias. - Ocultar el patrimonio. La Dian recibe información de los catastros municipales y de las secretarías de tránsito y puede establecer si una persona tiene casas, fincas o carros. Cuando se vende un carro, los traspasos de vehículos en blanco ponen en riesgo tributario a la persona que aparezca en el Tránsito como dueña, porque podrían investigarla. - Deducciones que no proceden para asalariados. Los asalariados en muchas ocasiones deducen de sus ingresos los pagos de arriendos, gastos de transporte y otros gastos. No pueden hacer esto, explica Carmen Teresa Ortiz, porque las tablas para pagar impuestos permiten una deducción general de $21,6 millones. "Es como si los asalariados hubieran tenido gastos por esa suma", explica. Se pueden computar los pagos por intereses de vivienda con algunas condiciones. - Deducciones para independientes. Los trabajadores independientes pueden deducir todos los gastos en que incurran para obtener sus ingresos, pero deben estar soportados por facturas válidas. - No declarar. Esto, según Carmen Teresa Ortiz, es lo peor de todo. Declarar no obliga a pagar impuestos, pero quienes están obligados y no lo hacen, deben pagar luego una sanción por extemporaneidad del 5% del impuesto por cada mes o fracción de mes de retardo, más los intereses de mora de 23,66%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?