| 5/14/2010 12:00:00 PM

Entre el asfalto y la tierra

Aunque no son vehículos 'todoterreno', los Off-Road se constituyen en una buena alternativa para quienes buscan automóviles cómodos para conducir en la ciudad y resistentes en el campo.

Las carreteras de Colombia no son las mejores del mundo. A pesar de los esfuerzos estatales por renovar la infraestructura vial, aún es fácil toparse con calles llenas de huecos, caminos destapados o autopistas con irregularidades que dificultan la conducción y afectan la resistencia de las partes de los vehículos.

Esta situación, común en los países latinoamericanos, fue el detonante para que los principales fabricantes de automóviles crearan una categoría llamada Off-Road, en la cual cambian sus partes y agregan elementos de seguridad en carros tradicionales, para que sean más adecuados a esas condiciones. 

Según Miguel Álvarez, gerente general de Colitalia Fiat, estos vehículos cuentan con suspensiones más levantadas, transmisiones reforzadas y barras estabilizadoras que les permiten adaptarse a todas las condiciones del terreno, sin perder su comodidad. "Estos son vehículos para transitar por la ciudad entre semana y viajar al campo los fines de semana sin cambiar de automóvil", comenta.

A esto se unen amortiguadores recalibrados para todas las condiciones del terreno, protección en puertas, defensas y piso, y llantas de tamaño superior a R15 para asfalto y caminos de tierra.

Estas modificaciones no son gratuitas. Según la marca y el modelo, los vehículos tienen un sobrecosto de entre 10% y 30% frente al precio de los autos originales. A esto se suman accesorios tales como dispositivos de GPS, portabicicletas de techo y redes de fondo para el maletero, según un representante de Sofasa.

Entre otros vehículos de este segmento sobresalen Fiat con su línea Adventure Locker (con versiones de Palio, Idea y Strada); Ford, con las camionetas Ecosport 1,6; Renault, con Sandero Stepway y Volkswagen, con Crossfox. Citroën y Peugeot presentarán sus versiones modificadas antes de que termine 2010.

Los fabricantes señalan que estos vehículos tienen aceptación entre familias jóvenes que buscan un vehículo diferente. "Está concebido para personas con espíritu libre en busca de sus propias metas personales y laborales, en constante búsqueda de emociones y aventuras", dice un representante de Sofasa.

Por lo pronto, las cifras respaldan esta apuesta. Mientras este segmento ya representa cerca del 30% de las ventas de Fiat en Colombia, Sofasa-Renault registra un crecimiento en ventas en abril equivalente al 121% con respecto a marzo de sus Sandero Stepway.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?