| 8/5/2005 12:00:00 AM

En la mira de la Dian

En la mira de la Dian

Los errores en la declaración de renta y en el régimen de IVA generan sanciones tributarias, sobre todo ahora que la Dian ha mejorado sus mecanismos de control.

En Colombia cerca de 5 millones de personas están obligadas a presentar declaración de renta. Hasta el año pasado solo lo hacía el 15% de esta cifra. Pero ahora, cada vez más personas deberán comenzar a pagar, debido a la adopción del Registro Único Tributario, la mejora en los sistemas de información de la Dian y el relajamiento de las condiciones para declarar (personas con ingresos superiores a los $60 millones o con patrimonio de $80 millones y todas las personas jurídicas sin importar su tamaño). La Dian proyecta tener 1,5 millones de contribuyentes al finalizar 2005 y al terminar 2006, cerca de 2 millones.

Para alcanzar la meta, el arma secreta del gobierno es el sistema Muisca (Modelo Único de Ingreso, Servicio y Control Automatizado), que le permitirá a la Dian cazar a los evasores de impuestos.

Para no tener contratiempos en sus trámites tributarios o para no convertirse en "presa", le contamos cuáles son los errores más comunes que cometen los contribuyentes en su relación con la Dian.



¿IVA o no IVA?

Uno de los problemas más frecuentes es que no saben en qué régimen del IVA ubicarse. El otro, que para evitar las obligaciones que implica estar en el régimen común, como cobrar el IVA, expedir facturas, llevar libros, presentar declaraciones bimestrales., tratan de ubicarse en el régimen simplificado.

La mala noticia para estos potenciales contribuyentes es que todas las empresas que venden o prestan servicios gravados con IVA, ya sean personas naturales o jurídicas, deben estar en el régimen común.

Para no cobrar ni facturar IVA, es decir para estar en el régimen simplificado, es indispensable ser persona natural y además estar en una de dos categorías: ser comerciante minorista o prestador de servicios. En este último caso o en los dos, debe haber obtenido menos de $60 millones de ingresos u $80 millones de patrimonio en 2004. No debe ser usuario aduanero ni explotar intangibles como franquicias. Y solo debe poseer un establecimiento para su actividad.

Sanción: La administración lo reclasifica y le pide declarar IVA. Le podría exigir las obligaciones por el tiempo que no estuvo ahí (le cobra lo que dejó de pagar).



La declaración

Mucha gente no declara porque suma mal y cree que no tiene la obligación de declarar renta.

Sanción por no declarar: El 20% de los ingresos brutos del año que no declaró detectados por la administración o el 20% de las consignaciones bancarias, lo que sea mayor. Y le cobra los impuestos que dejó de pagar mediante una liquidación de aforo. Si la presentó tarde, tendrá problemas.

Sanción por extemporaneidad: El 5% de los impuestos a cargo por cada mes o fracción de demora. Además, sobre el valor a pagar hay sanción por mora (si la retención en la fuente no alcanza para cubrir la renta).

Con la nueva ley antitrámites, algunos errores se pueden corregir sin sanción (datos que no modifiquen el concepto a pagar, como el NIT, el año gravable o errores aritméticos.). Pero habrá sanciones si hay equivocaciones en el diligenciamiento y se modifica el valor a pagar del respectivo período.

Sanción por corrección: El 10% del mayor valor a pagar que le resulte frente a la que presentó.

Otros errores comunes son no firmar la declaración, lo cual es como si no la hubieran presentado, y no inscribir la dirección u otros elementos de identificación. La sanción es el 2% de la sanción por extemporaneidad (depende el número de meses).
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.