| 1/22/2010 12:00:00 AM

En sus marcas...

Hacer un buen calentamiento antes de cualquier práctica deportiva evita lesiones y garantiza un mejor rendimiento durante el ejercicio.

La práctica regular de algún deporte está directamente asociada con una mejor calidad de vida: la combinación de ejercicio y entretenimiento contribuye al estado físico de la persona, al tiempo que ayuda a afrontar situaciones emocionales como la frustración y la depresión.

Para Hernán Luna Villamil, coordinador del departamento médico del Atlético Nacional, hay evidencias científicas de que estas actividades físicas son benéficas en la prevención de enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el cáncer de mama y colon, la osteoporosis, la obesidad y la demencia. "El ejercicio tiene el efecto de una poderosa medicina y puede verse como una vacuna que previene enfermedades crónicas y la muerte prematura", dice.

Ahora bien, estas actividades pueden ser contraproducentes cuando se realizan sin una preparación adecuada: el calentamiento y los estiramientos se constituyen en una práctica obligatoria para evitar daños físicos permanentes o lesiones de difícil recuperación. "Si se renuncia a este procedimiento, el organismo funcionará con menos eficiencia y en el entrenamiento se producirán resultados de menor calidad", afirma.

Según el sitio web Entreneur de Foot, el calentamiento consiste en una actividad de bajo nivel que busca elevar gradualmente la temperatura corporal y de los músculos para preparar el cuerpo para un ejercicio exigente. Este periodo prepara los sistemas cardiovascular, respiratorio, nervioso y músculo-esquelético, para que se adapten a las exigencias de una actividad más fuerte.

La persona debe realizar algún procedimiento que le permita al corazón palpitar más rápido. Así, puede realizar una caminata, trotar suavemente o utilizar algún equipo, como una bicicleta estática, por 15 ó 20 minutos. Comience muy suavemente y, a medida que eleve su temperatura corporal, incremente el ritmo. Recuerde que no está compitiendo y que la idea no es quedar exhausto.

"Luego se deben realizar estiramientos muy suaves que estimulen la flexibilidad de los músculos y tendones. Estos mejoran la amplitud del movimiento y la eficiencia de los tejidos para realizar trabajo físico, y previenen los riesgos más frecuentes en la práctica deportiva, como calambres, lesiones musculares y ligamentarias y los temidos eventos cardíacos", comenta Luna Villamil.

Busque la ayuda de un experto que le explique cómo realizar los estiramientos con movimientos precisos. Los gimnasios y centros deportivos suelen contar con profesionales en educación física que pueden guiarlo en este proceso.

Finalmente, Luna Villamil recalca que la preparación también contempla los alimentos que se toman antes de la actividad. "Estas comidas deben contener gran cantidad de carbohidratos (como harinas, pastas, arroz y tubérculos) pues son fuente de energía. De hecho, se deben evitar grandes cantidades de proteínas y grasas (como la carne), pues tienen una digestión más lenta", concluye.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?