| 6/24/2005 12:00:00 AM

En busca del sonido perfecto

Hacer sonar el alma de su vehículo es todo un arte.

Imagine una autopista despejada. Usted maneja por los carriles casi vacíos; su carro le pide más velocidad, acelera, se siente libre. Pero falta algo, el ruido del viento en las ventanas no le permite oír la música que haría perfecto este momento. Conclusión: es hora de renovar el equipo de sonido de su vehículo.

Pero, ¿cómo sobrevivir al laberinto de marcas, tecnologías y aditamentos?



Gallos y más gallos

John Palacios, que lleva 12 años en el negocio de vender radios de carro en la empresa Misión Sonido, explica que la gente que más disfruta su sistema de sonido, "lo ha ido montando de a poquitos, arrancando con lo más básico, y con el tiempo lo va mejorando; así le saca más jugo que quien comienza con grandes inversiones". En efecto, mejorar el equipo de sonido de su vehículo se puede convertir en todo un arte del que puede volverse fanático.

El experto recomienda que para comenzar, lo esencial es la unidad principal. Esta debe tener un lector de CD que lea "hasta la palma de la mano", es decir, que lea todo tipo de discos, incluyendo MP3, discos grabados y regrabados. Los parlantes también son importantes; idealmente deben caber en los espacios del carro que están destinados para ellos, es decir, lo mejor es no abrir huecos nuevos para instalarlos.

Más que la marca, a la hora de equipar el carro lo importante es la instalación y la asesoría. Un buen instalador debe saber de electrónica, tapicería, sonido, acústica, carpintería y diseño. Si el instalador es bueno, no solo le ahorrará dinero, sino que logrará un sonido sorprendente, independientemente de la marca de los equipos que está instalando. Por eso es importante dar con un taller profesional, que lo asesore bien en la compra. Si tiene la intención de ir mejorando el sonido de su carro, en busca de la perfección, esto es esencial.

Con el tiempo, otros accesorios para ir añadiendo incluyen un sistema de amplificación de potencia, un sistema de bajos (woofer) y unos tweeters (ver glosario). Esto será suficiente para ir mejorando la atmósfera de su vehículo, y crear el aura que irradia la buena música.

De ahí en adelante, las posibilidades son enormes. El paso siguiente puede ser instalar una pantalla con touchscreen para DVD, televisión y juegos de video.

Rafael Frías, por ejemplo, lleva un año mejorando el sonido de su automóvil. Hasta el momento, ha invertido casi $15 millones, además de otros arreglos para personalizar su vehículo. "Mi carro es único y refleja mi personalidad; es simétrico, espacioso y muy sobrio, lo que más me gusta es que se destaca de los demás; definitivamente el sonido es muy importante".

No es necesario llegar a este nivel de gastos para tener un sonido excelente. Las alternativas empiezan con menos de $500.000.

Para muchos, el carro no solo es un medio de transporte, es un símbolo, una forma de expresarse y un reflejo de la personalidad. En una sociedad dependiente de los automotores, donde cualquier persona está obligada a pasar interminables horas en medio de los trancones, el carro se puede convertir en un lugar cómodo y tranquilo; un santuario personal. La música es un elemento esencial y el sonido debe ser, idealmente, perfecto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?