| 5/14/2004 12:00:00 AM

El colchón, buena inversión

Dormir en un colchón inadecuado puede generar infecciones, problemas de espalda y somnolencia. Aprenda cuándo, cómo y por qué debe cambiar su colchón.

En promedio, un ser humano pasa un tercio de su vida en un colchón. A pesar de ello, la inversión en dormir bien es mínima comparada con lo que se destina a las mejores comodidades en la casa, el carro o la oficina. Dormir en un buen colchón, que se acople a sus necesidades, no solamente puede hacerlo mucho más productivo en su vida laboral, sino que es fundamental para prevenir enfermedades respiratorias, trastornos del sueño y problemas de espalda derivados de una mala posición al dormir. Por eso, prestarle atención a la calidad de su sueño se puede traducir en la inversión con los mayores retornos.

El consumo de colchones en el país es bajo y no se valora su importancia. En los países desarrollados, el período de rotación de un colchón está entre 4 y 6 años. En cambio, en Colombia los empresarios del sector dicen que el colchón se cambia entre dos y tres veces en la vida. Incluso, es frecuente heredar colchones de parientes, lo cual podría crear problemas. Al dormir, los colchones van recogiendo la humedad de las personas y en ellos se acumulan ácaros que transmiten enfermedades. Un colchón de más de 5 años de uso puede contener 2 millones de ellos. El asma se puede incrementar al dormir en un colchón contaminado por ácaros. Dormir bien es tan importante que en Estados Unidos la mayor incapacidad comprobada para no asistir al trabajo son los problemas de columna por no dormir en la posición correcta. Esto sin mencionar la somnolencia, que puede provocar accidentes de tráfico.

El negocio de los colchones se ha especializado. Los precios varían entre $300.000 y más de $4 millones. Todo depende de la calidad del colchón y los accesorios que incluya. Pueden ser antialérgicos, antiestrés, antimanchas y antirreflejo, en los cuales no hay movimiento de un lado del colchón cuando el otro se usa. Es ideal comprar un sommier, una estructura plana que impide que el colchón se deforme. La variedad en este campo es ilimitada, pero lo realmente importante es acordarse de su viejo colchón y entender la importancia de tener uno mejor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?