| 11/23/2007 12:00:00 AM

El arte de coleccionar arte...

Una colección de arte es un activo con potencial de valorización si se estructura bien. Lo más importante, al armarla, es que esta sea de total gusto para el coleccionista.

"El arte es un capital refugio, que se demora tanto para construirse, como para valorizarse. Es un activo", comenta Edgar Correal, artista colombiano. Una colección de obras de arte debe estar basada en algún criterio que permita la selección y agrupación de las obras de acuerdo con las características deseadas por el coleccionista. Este criterio puede ser una época determinada, un artista específico, un movimiento artístico, etc.
 
Lo importante es que el criterio de selección sea el elemento que permita darle forma a la colección como tal y a la vez, su personalidad. "Una colección no es un amontonamiento de objetos, debe tener un guión, bien sea histórico o temático. Aparte de tener cada pieza por separado, hay valor al tenerlas juntas porque se puede leer en un contexto. Cuando desaparece el coleccionista, se mantiene el criterio de quien hizo la colección y por ende su nombre, explicando a su vez que hay una trascendencia histórica dentro del proceso de colección", comenta Irene Acevedo, corredora de arte independiente.

Al coleccionar arte o verlo como una inversión, lo ideal es conseguir un artista joven y prometedor y apostarle, siempre con el conocimiento debido sobre el desarrollo y proyección del artista y la asesoría indicada por parte de galeristas y compradores de arte que ya tienen un ojo crítico sobre esta industria. Una obra puede ir desde US$3.500, como en el caso de las esculturas múltiples de Negret, hasta US $400.000 como en el caso del Bodegón con agua hirviendo de Botero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?