| 3/19/2004 12:00:00 AM

Ecoturismo, oferta ilimitada

El país tiene grandes tesoros naturales en flora y fauna. Conozca los mejores lugares para visitar.

El país está descubriendo la riqueza de sus ecodestinos. No hace falta viajar a Costa Rica para experimentar este tipo de actividad, incluso, la oferta nacional en flora y fauna es más amplia. En todo el territorio nacional ya hay un lugar por visitar y se prevé que el ecoturismo será uno de los renglones de mayor crecimiento en los próximos años.

El ecoturismo forma parte de un concepto más amplio, que se denomina turismo de experiencia, una alternativa al turismo tradicional en la cual el visitante se compromete con el quehacer de su viaje. Otras variantes de este turismo son el etnoturismo, que se refiere al contacto con distintas culturas; el agroturismo, que se especializa en crear un vínculo con animales y cultivos, y el turismo de aventura. Ejemplos a resaltar son el Parque Nacional del Café y Panaca, que se pueden considerar ecoturismo, pues mantienen el espíritu que lo fundamenta: el respeto del visitante al ambiente. El ecoturismo enseña a valorar y preservar la naturaleza, al tiempo que se disfruta estando en contacto con ella. En términos básicos, es un tema de sostenibilidad.

En Colombia, los precios para visitar lugares naturales vírgenes son muy inferiores a los estándares de la región, un plan al Amazonas puede costar en promedio $850.000, cuando en Brasil esa cifra fácilmente se multiplica por cuatro. La calidad de los sitios de visita esta íntimamente ligada a la sostenibilidad y, por eso, el gobierno, el sector privado y los gremios trabajan en diseñar estándares de conservación estrictos para esta industria. Ecoturismo, una actividad en la que al parecer, todos ganan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?