| 1/21/2005 12:00:00 AM

¡Cuídese!

Usted puede tener diabetes y no saberlo.

Según estudios de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina (Ascofame) y el Seguro Social, la diabetes está entre las 10 primeras causas de muerte en Colombia, y alrededor del 7% de los colombianos en áreas urbanas la padece.

Lo alarmante es que la cantidad de personas con diabetes en el país está en aumento. Aunque hace pocos siglos la diabetes era una enfermedad extraña, hoy es una amenaza a la salud pública. Esto se debe a los malos hábitos alimentarios, la falta de ejercicio y el aumento de la obesidad. "Estamos tomando conductas cada vez más americanizadas que aumentan los factores de riesgo de la población", explica la diabetóloga Ana María Gómez. Esto explica el hecho de que en las áreas rurales la enfermedad afecte a menos del 2% de la población.

Además, a mayor edad aumenta el riesgo, sobre todo para los que tienen antecedentes de diabetes en la familia, ya que esta enfermedad es hereditaria.

Las tendencias demográficas no ayudan. Por una parte, la continua migración de los campesinos a la ciudad hace que cada vez más personas adopten estilos de vida malsanos; además, hay un constante envejecimiento de la población. Todo esto ha llevado a que se espere que en 2010 haya en Colombia 1.200.000 diabéticos, como informa el estudio de Ascofame y el Seguro Social.

También preocupa que de las personas que tienen la enfermedad, alrededor de un millón en Colombia, de acuerdo con Gómez, 600.000 de ellas aún no sepan que la padecen y, una parte del resto, aunque ya recibió el diagnóstico, aún no acepta su condición y descuida el tratamiento. Por eso, muchas personas sólo comienzan a cuidarse cuando es demasiado tarde. Esto es aterrador porque los males que aquejan a los diabéticos cuando no atienden su enfermedad son muy graves. Por una parte, la diabetes es la principal causa de ceguera; además produce insuficiencia renal crónica, disminución en la sensibilidad de las extremidades, úlceras y amputaciones de pies, infartos y muerte. Aunque muchos de estos incidentes se pueden evitar con algunas precauciones, es común que haya personas que llegan a estos extremos.

Alguien que padece la enfermedad, aunque nunca se va a curar, si tiene los cuidados necesarios puede llevar una vida normal. El control médico, que en la mayoría de los casos incluye medicamentos y tratamientos especiales, debe ser estricto.

Si usted presenta factores de riesgo o tiene alguno de los síntomas, hable cuanto antes con su médico. De todas maneras, siempre busque alimentarse sanamente, consumiendo alimentos naturales o poco procesados y controlando las proporciones de cada tipo de comida.

La diabetes se puede controlar y no hacerlo puede acabar con su vida.



Nota: Hay dos tipos de diabetes. Este artículo se refiere a la diabetes tipo 2, que es la más común y se puede prevenir con mayor facilidad. La tipo 1, la insulinodependiente, tiene características médicas diferentes, se presenta con mayor frecuencia en jóvenes y requiere cuidados diferentes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?