| 7/23/2010 12:00:00 AM

Cuide su historia crediticia

No acceder a un crédito le puede hacer cambiar sus planes de negocio, inversión o recreación. Los bancos tienen en cuenta los últimos tres años de su historia crediticia a la hora de avalar o negar préstamos. Tenga en cuenta lo siguiente.

Así como cada día son mayores las facilidades y alternativas para acceder a crédito de vivienda, vehículo o consumo en general, cerrar las puertas también es sencillo: basta con no cumplir con las deudas adquiridas y aparecer reportado en las centrales de riesgo para asegurar que ningún banco ni entidad financiera le preste dinero.

Por esto, es importante valorar las recomendaciones de las entidades financieras en estos procesos. Bancolombia, por ejemplo, sugiere que, antes de solicitar un préstamo, hay que medir y determinar la capacidad de pago que se tiene. Este banco recomienda jerarquizar las prioridades teniendo en cuenta que están atadas a las necesidades. Al contratar un crédito se están comprometiendo los ingresos futuros, propios y de la familia.

Luego, definir cuotas y plazo de la deuda. Un error típico es acordar plazos cortos para saldar la deuda lo antes posible. No olvide que plazos cortos significan cuotas altas y, en muchos casos, con estas llegan los atrasos, pues por lo general distan de las capacidades reales de pago.

Por su parte, el Banco de Bogotá explica que, para avalar un crédito, los bancos tienen en cuenta el comportamiento de pago que ha tenido el cliente en los últimos tres años y si presentan alguna mora al momento de hacer una nueva solicitud. Con base en esto se emplean unos modelos de riesgo para cartera de consumo y comercial establecidos por la Superintendencia Financiera.

Con estos modelos se calcula la probabilidad de cumplimiento del cliente, que para el caso de una persona natural lo determina su comportamiento de pago y mora registrados, mientras que para los clientes empresariales se tienen en cuenta los estados financieros.

Para no afectar la historia crediticia y evitar ser reportado a las centrales de riesgo, la única manera es pagar oportunamente. No olvidar que, pasados 30 días del pago oportuno o fecha de exigibilidad de la obligación, la mora es reportada a las centrales.

Si ya ha sido reportado alguna vez, lo mejor es tratar de mejorar la imagen que dejó ese mal comportamiento. ¿Cómo? Recuperando el hábito de pago oportuno todos los meses. Esto mejora su calificación de calidad de riesgo. Una vez el cliente ponga al día su obligación, el banco automáticamente ajustará el reporte, lo cual le permitirá cambiar su calificación.

Hay que destacar que los criterios de calificación establecidos por la Superfinanciera son muy exigentes. Para que un cliente obtenga una calificación AA debe tener excelentes estados financieros. Así mismo, para que obtenga una calificación 'Adecuada', o A, debe tener un buen comportamiento de pago.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?