| 3/18/2005 12:00:00 AM

¿Con quién conectarse?

¿Con quién conectarse?

Los usuarios deben conocer las distintas ofertas del mercado de telefonía celular para aprovecharlas o controlar sus gastos.

El número de usuarios de telefonía móvil ya superó el de abonados a teléfonos fijos en el país, siguiendo la tendencia mundial del sector. Pese a que son muchos usuarios, los operadores entregan una información profusa pero no muy detallada, lo que dificulta elegir un teléfono móvil o buscar una tarifa acorde con las necesidades. Cada nuevo cliente se enfrenta con la variedad de ofertas y tarifas de los tres únicos operadores que prestan estos servicios en Colombia: BellSouth (Telefónica Móvil), Ola (Colombia Móvil) y Comcel (América Móvil).

Esto ocasiona dos problemas: no se hace un uso eficiente del servicio contratado y se elige un plan muy costoso para lo que se va a utilizar. Esto significa incurrir en mayores gastos por mantenerse comunicado, o perder la oportunidad de realizar un mayor número de llamadas.

Allan Keiter, fundador y presidente de MyRatePlan.com, una firma de Atlanta con 4 años de antigüedad, cuyo sitio web ayuda a los consumidores estadounidenses a escoger el plan de telefonía celular, recomienda revisar tres aspectos al comprar uno de estos aparatos: el área de cobertura, precio y servicio al cliente.

Para este análisis, son pertinentes esos tres aspectos, pero agregamos el tema del tipo de tecnología, pues hay que tener en cuenta las tendencias mundiales.

De otro lado, el precio es importante, como lo han demostrado algunos estudios sobre tendencias del mercado de la telefonía móvil, publicados por la facultad de ingeniería de la Universidad de los Andes en su página web. Por esto, desmenuzamos los planes de los tres operadores y sus distintas tarifas.



Cobertura y tecnología

La cobertura en Colombia no es tan grande aún, si se tiene en cuenta que el servicio celular en el país funciona hace 10 años. Luego de la entrada de Ola al mercado, se espera que esto cambie a corto plazo, debido a la competencia que se proyecta. Por ahora, los anuncios de inversión en red para cubrir más regiones del país están sobre la mesa. Telefónica usará US$200 millones y Ola accedió a empréstitos por más de US$20 millones para mejorar su cobertura. Colombia Móvil es el operador con menos cobertura en el país, mientras Comcel y BellSouth van a la par, aunque en algunas zonas uno de ellos es el único operador.

De la mano de la cobertura, es importante tocar, aunque tangencialmente, el tema de los tipos de tecnología. En el mercado nacional se ofrecen servicios sobre la moderna red CDMA 1X (BellSouth), estándar estadounidense y sobre la mundialmente extendida red GSM (Ola y Comcel), estándar europeo. En esta competencia, un estudio de la consultora en telecomunicaciones EMC muestra que entre 2003 y 2004 en los distintos mercados latinoamericanos se suscribieron 20 millones de usuarios en redes GSM frente a 7 millones en redes CDMA, una relación de tres a uno. En tanto que la firma analista Dell'Oro Group dice que durante los tres primeros meses de 2005, la nueva generación de sistemas basados en el estándar CDMA ha hecho retroceder en los mercados de Europa y Asia el mercado global de infraestructura GSM un 7%, motivando que muchos operadores celulares sean cautos al realizar nuevas inversiones en sistemas GSM.

Para el mercado nacional, esto se traduce en que si bien los equipos basados en GSM siguen siendo menos costosos que los que trabajan sobre CDMA, pues su volumen de producción es mayor y por ende más bajos los costos para las desarrolladoras, en el corto plazo se puede esperar una competencia en el precio de nuevos terminales, lo que beneficiaría a los usuarios.



Precios y planes

La variedad es agobiante. Lo mejor para elegir los planes más convenientes es saber cómo y quién va a utilizar cada celular, cuáles son sus necesidades, así como también conocer cuáles son las características del plan que ofrece cada compañía.

Si su renta no es fija, no posee cuenta de ahorros ni tarjetas de crédito y necesita su celular más para que lo ubiquen que para llamar, o llama poco, elija un plan prepago.

Por el contrario, si necesita un teléfono para contactar a sus socios, personas de trabajo o a sus familiares, ya sea en sus traslados de un lugar a otro, o desde fuera de la ciudad o porque su labor requiere que se movilice todo el tiempo y su situación económica es estable, posee cuenta corriente, tarjeta de crédito y no le molestan las cuentas mensuales, opte por contrato.

El sistema de planes con contrato consiste en el pago de una suma de dinero mensual para disponer de una cantidad de minutos de comunicación. Los planes contratados se diferencian entre los que ofrecen una cantidad fija de minutos de libre uso y superado ese monto se cobran cargos adicionales por minuto, y los que tienen límite cerrado, pues una vez consumidos los minutos contratados se pueden conseguir más con tarjeta. Estos planes ofrecen una cantidad de minutos mayor para llamadas a red fija y móviles de la misma compañía, y una menor para otros operadores.

El sistema de prepago opera con la recarga de minutos en el teléfono por medio de tarjetas de distintos valores. Al comprar un teléfono de prepago, no podrá renovar su aparato, a menos que compre otro bajo las condiciones del anterior. Aun cuando este sistema ofrece la posibilidad de controlar el gasto, la variable "precio por minuto" es clave, pues en los planes de contrato los costos son menores que en los prepagados.



La oferta

BellSouth ofrece 30 planes en pospago (ver recuadro) y buenas posibilidades para quienes tienen consumo en prepago. Con servicios adicionales como mensajes de texto, correo de voz, identificador, acceso a módulos extratiempo cuando se acaben los minutos incluidos, llamadas de larga distancia internacional por el #555 a $895 el minuto 7x24.

BellSouth le permite enviar mensajes de texto a la mayoría de usuarios en otros países de América y enviar mensajes de texto a los otros dos operadores móviles del país.

El cliente debe pagar un monto proporcional al establecido en el contrato, cuando lo hay, que depende de su permanencia con la compañía para poder cancelar el servicio.

En el caso de Ola, ofrece 3 planes prepago y 2 pospago (ver cuadro) con sus correspondientes alternativas dependiendo del monto que se contrate y el terminal que se lleve.

Los planes de pospago se dividen en cuenta controlada y a la carta, el primero para estudiantes, jóvenes ejecutivos y amas de casa que requieren un control estricto de su presupuesto. Va de $35.000 a $110.000 más IVA y el precio del minuto por recarga con tarjeta se mantiene igual al del plan.

Los planes a la carta son para usuarios que hablan mucho y requieren comunicación sin límites. Pueden exceder hasta 50% el número de minutos contratados, al mismo precio de los pagados en el plan. Van de $35.000 a $45.000.

Los servicios de transmisión de datos, navegación por internet, roaming y otros, son adicionales y sus costos varían dependiendo de si el usuario tiene contrato o es prepago. La estancia mínima en Ola es de un año para acceder a su financiación y planes de renovación, como el que está próximo a salir. Para retirarse, se debe cancelar una suma proporcional a lo que restaba del contrato.

La operadora Comcel tiene más de 1.440 opciones de contratación y servicio prepago. No hay mayores informes a los registrados en el cuadro.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.