| 4/27/2006 12:00:00 AM

Cómo comprar carro

Muchas variables influyen en la compra de un automóvil. Es normal descuidar alguna por querer tenerlo de inmediato. Internet, un teléfono y una hoja de Excel son lo único que necesita.

Quien busca comprar un carro puede conocer de primera mano y sin esfuerzo las alternativas que ofrece el mercado en materia de financiación, utilidad del vehículo, seguridad y, en general, toda la información que considere crucial. Lo importante es no dejarse ganar por el afán.

La búsqueda arranca por la combinación de la necesidad y la capacidad de pago. Después siguen las tres categorías clave: lo de afuera, lo de adentro y lo demás.

Lo de afuera. Dicen que todo entra por los ojos. El color, el tamaño y la capacidad son lo primero que salta a la vista. Piense en las sensaciones: ¿lo percibe cómodo, amplio, iluminado? ¿Aparenta ser resistente y duradero? El estilo: clásico o moderno. Pero antes de que sus gustos lo dominen, piense en lo que está por debajo del capó.

Lo de adentro. La gente comenta que ciertos carros son muy livianos para ser tan veloces, o que otros se cuelgan con facilidad en la subida del parqueadero. Por eso, la clave es conocer la combinación ideal de fuerza y velocidad. Para esto tenga en cuenta el motor (válvulas y litros), la potencia (medida en caballos de fuerza), la velocidad máxima, el tipo de transmisión (automática o manual) y el consumo de combustible por kilometraje. Si se siente inseguro, asesórese por alguien que lo conozca.

Lo demás. Aunque son importantes, los lujos no evitan que el carro se vare. Los accesorios ofrecen comodidad y otras ventajas. Una cojinería especial, el aire acondicionado, los sistemas de audio y de apertura de vidrios son características que podrían relegarse a una más importante: la seguridad.

Según las necesidades y la capacidad de pago, busca un carro nuevo o usado. Hay dos modalidades de financiamiento: crédito y leasing. Los oferentes son bancos, financieras especializadas, fondos de empleados o los mismos concesionarios (por intermedio de alguna entidad financiera). El leasing es una modalidad que cada vez despierta más interés para la pyme, gracias a sus beneficios tributarios.

Esta tabla es un ejemplo de lo que un comprador de carro nuevo debe conocer en cuanto a alternativas de crédito. El ejercicio se debería repetir para la modalidad de leasing.

Para tener en cuenta

- Haga una lista con las tres categorías (afuera, adentro y demás). - Pruebe el vehículo, condúzcalo. - Compare precios con la revista Motor. - Averigüe cuánto paga de impuestos. - Solicite un peritaje (usados). - Pregunte por pico y placa. - Conozca en internet los modelos que ofrece cada marca. - Aproveche los simuladores de pago de los portales de bancos. - Calcule un flujo de caja en una hoja de cálculo. - Llame a los concesionarios y salga de algunas dudas antes de visitarlos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?