| 7/22/2005 12:00:00 AM

¿Calambres en la mano?

El síndrome del túnel carpiano es uno de los males más comunes y delicados del ámbito laboral. En Colombia, el 27% de los casos de enfermedad profesional reportados son causados por este síndrome, según el Ministerio de Protección Social.

Si usted ha venido sintiendo por meses calambres en la mano y la muñeca y a veces siente repentinamente un dolor fuerte que recorre el brazo, tenga cuidado. Lo más probable es que padezca el síndrome del túnel carpiano. El túnel carpiano es un estrecho pasadizo en la muñeca formado por ligamentos y huesos. El nervio mediano que lleva impulsos del cerebro a la mano, pasa por el túnel junto con los tendones que permiten el movimiento de la mano. Cuando estos tendones se tensionan, se inflaman dentro del túnel y comprimen el nervio mediano, y se ocasiona el síndrome del túnel carpiano.

Además de los movimientos repetitivos, otras condiciones que pueden llevar a la compresión del nervio son artritis, diabetes, retención de líquidos, gota, fracturas mal alineadas y estrés laboral, entre otros. En algunos casos es imposible determinar las causas.

Los síntomas empiezan gradualmente y se manifiestan con sensaciones de calor, calambre en la palma de la mano y los dedos. A medida que se agrava la situación, los calambres se prolongan y la circulación de la mano disminuye, lo que dificulta cerrar el puño, agarrar objetos pequeños o realizar tareas manuales. En casos crónicos, los músculos de la base del pulgar se debilitan o se atrofian. Además, algunas personas no pueden distinguir el frío del calor por el tacto.

Las mujeres tiene tres veces más probabilidad que los hombres de padecerlo por los cambios hormonales, al igual que las personas con diabetes u otros trastornos metabólicos que afectan directamente los nervios del cuerpo. El riesgo de padecer este síndrome es más común en digitadores de computador y empleados de industrias como la textil, de alimentos y de flores, entre otros.

Cuando el síndrome aparece, el procedimiento tradicional para corregirlo es la cirugía de descompresión abierta para agrandar el túnel carpo (conjunto de huesos de la muñeca), mientras que los tratamientos no quirúrgicos comprenden desde medicinas hasta terapias alternativas, como el yoga. El síndrome se puede prevenir, si se toman en cuenta las recomendaciones que hacen los médicos (ver recuadro).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?