| 5/9/2008 12:00:00 AM

Balance físico y mental

Bodyflow le permite tonificarse, estirarse y relajarse, todo a la vez, con una sola clase de ejercicios.

Cuando se va a poner el vestido de baño, y se da cuenta de que tiene que tonificarse, el dolor de espalda, debido a la mala postura frente al computador, le recuerda que tiene que estirar esos oxidados músculos, además de que el trancón y el estrés laboral y familiar lo tienen agobiado. Si va al gimnasio, le tocaría hacer mínimo una hora de ejercicio cardiovascular, una hora de pesas y una hora de estiramientos para arreglar todos los problemas de flacidez, postura y tensión que tiene acumulados. Sobra decir que no cuenta con tanto tiempo. La buena noticia es que hoy en día solo necesita 55 minutos para lograr todos estos beneficios.

BodyFlow o BodyBalance, como se conoce mundialmente, es un programa de ejercicios físicos que combina Tai Chi, Yoga, Pilates, estiramiento, danza y relajación, que lo dejan fortalecido, lleno de calma y centrado. Este programa fue elaborado en Nueva Zelanda en el centro de salud y ejercicios, Les Mills, hace 10 años, y es una clase estandarizada que tiene que llevarse a cabo de la misma manera en los 77 países en los que se dicta. En varios gimnasios de Colombia se ofrece esta clase, con las mismas especificaciones determinadas del centro Les Mills.

Según sus creadores, esta clase está enfocada en mejorar la flexibilidad de las articulaciones y el rango de movimiento. Por otra parte, busca mejorar la fuerza del centro del cuerpo, la función cardiovascular, quemar calorías y reducir los niveles de estrés, así como generar un sentimiento de calma prolongado y bienestar en general, enfocar la mente y elevar el nivel de conciencia por medio de la respiración controlada. "Es una clase que brinda lo mejor de cada disciplina y en menos tiempo", explica Xiomara González, directora de Body Flow en Colombia y entrenadora de Les Mills.



Qué esperar de una clase

El programa tiene un orden que inicia con un calentamiento y finaliza con relajación, en el que los ejercicios van acompañados de una música acorde a los tiempos y sus exigencias físicas.

La clase siempre se empieza por Tai Chi, en la cual, por medio de movimientos suaves y fluidos, se obtiene concentración y enfoque, se trabaja en la postura y relajación. Las estilizadas coreografías del Tai Chi facilitan y permiten que la persona se desconecte y se concentre en la clase. Luego, sigue una secuencia de Saludos al Sol, que pertenecen al yoga, con la que se eleva la temperatura corporal y se sueltan los músculos para el trabajo que viene y evitan cualquier riesgo de lesión. Se continúa con los Guerreros, posiciones que también se extraen del yoga y que fortalecen y estiran los músculos. Luego se trabajan el balance y el equilibrio para lo que se combinan poses de yoga y danza. Después, se trabaja en la apertura de cadera, por medio de ejercicios de estiramiento para mejorar las articulaciones. Luego, se trabajan el abdomen, los músculos de la espalda y la zona lumbar por medio de ejercicios de Pilates que se enfocan en fortalecer el centro del cuerpo y generar estabilidad. Al terminar con esta parte, se sigue con distintas torsiones y se trabaja la columna, mejorando su movilidad. Después se hace una serie de pinzas o ejercicios, en los cuales se trabajan estiramientos entre la parte posterior de las piernas y la espalda, plegando el cuerpo. Finalmente, se concluye la clase con una serie de ejercicios de relajación y respiración, para cerrar con armonía física y tranquilidad mental.

El BodyFlow es un ejercicio que busca la calma en medio de la tormenta, pues permite encontrar un bienestar físico que también conlleva la relajación mental.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?