| 6/8/2007 12:00:00 AM

Arme su propia cava

El vino es encantador y apasionante. Si está interesando en aprender y en disfrutar más de esta bebida puede tener su propia cava en casa, de acuerdo a su paladar y presupuesto. En esta primera entrega, Dinero le da las recomendaciones básicas para iniciarse en este arte.

Creer que el vino es un elixir inalcanzable al que sólo unos cuantos pueden acceder, sigue siendo una concepción común. Pero su amplia variedad concede innumerables sabores y estilos que se ajustan a todos los gustos. Armar una cava en su propio hogar es una experiencia entretenida que lo invita a aprender del ritual que hay detrás de la formación de esta bebida, el conocimiento de regiones fascinantes y la comprensión de otras culturas. En Dinero le indicamos cómo empezar a construir y surtir su propia cava.

Dotación inicial
Dotar la cava es un proceso un poco más lento y factores como el gusto, las regiones, el presupuesto y el conocimiento varían según la persona. Para empezar debe tomarse su tiempo para conseguir aquellas botellas que más le apetecen. "Una cava es como una biblioteca, no se improvisa puesto que hay que detenerse en la selección de lo que se incluirá en ella y esto se va haciendo poco a poco", enfatiza la enóloga Emoke Ijjasz.
Una pregunta que siempre surge es ¿cuántas botellas debo comprar? Sin embargo, según Victoria Lemos, conocedora de vinos, "el número de botellas de vino no es definitivo. Una cava casera debe tener mínimo doce clases de vino, dos botellas de cada cepa. Por ejemplo, al empezar puede adquirir cuatro botellas de blanco, dos botellas de vino rosado, y tres vinos espumosos.
 
Este buen inicio de cava puede llegar a tener un costo aproximado de $400.000 a $1 millón". Si su conocimiento en vinos es reciente puede empezar adquiriendo botellas de excelentes bodegas pero de un rango de precios no tan alto. Cuando ya la experiencia es mayor, puede aventurarse a la compra de vinos de una categoría mayor e investigar un poco más cuáles le interesan.

Para principiantes
"Una cava es un inventario de vinos caros y de consumo rápido, por lo que las botellas no deben durar más de seis meses en guarda", indica Kendon MacDonald, enólogo y apasionado del vino. Considera que se pueden conseguir muy buenos vinos en un rango de $18.000 a $40.000.
 
A la hora de la elección siempre se fija en marcas que combinen muy bien con la comida y "es mejor ser razonable y pecar por volumen y no por precio cuando se está aprendiendo". Cuando inicie la compra es esencial que lea la etiqueta, "en ellas yace una pequeña historia sobre el contenido del vino, la cepa, la bodega, el año, la trayectoria del viñedo y la región de donde proviene", enseña Ijjasz.

En esta edición presentamos los primeros pasos para armar su cava en casa, espere en nuestra próxima edición, otra importante selección de vinos, otras variedades y un rango más amplio de precios.

Temperatura
“Lo ideal para armar una cava es utilizar el sótano de la casa; sin embargo, en los pequeños espacios de hoy en día, se debe buscar un lugar interior que tenga una temperatura constante entre 12º y 15º grados”, señala Ijjasz.  Es fundamental que el lugar tenga una temperatura constante ya que las oscilaciones climáticas afectan el vino.

Humedad
La humedad no afecta directamente el vino, pero sí el corcho. Como es un material poroso, el exceso de aire oxida el vino y compromete su calidad.

Luz
El lugar que escoja debe estar protegido de la luz.

Ubicación
Al escoger el lugar, busque uno que sea neutro, tranquilo, libre de olores, que tenga todas las características mencionadas anteriormente. Evite que sea un lugar como la cocina, pues allí hay cambios de temperatura y emanan olores que afectan el vino.

Vibración
El movimiento perturba el vino y como es un ser vivo, cuyo su contenido está en constante evolución, se puede alterar su composición y sabor.

Posición
La posición del vino siempre debe ser horizontal para que el corcho se mantenga humedecido y no se reseque. No ponga las botellas en posición vertical, puesto que el corcho se contrae, deja entrar aire y afecta el líquido.

Espacio
Una vez definida la ubicación y el espacio que se van a utilizar para armar la cava, puede acomodarlos en casilleros de madera, botelleros de hierro, o el sistema que más le guste siempre y cuando la botella esté fija.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?