| 5/14/2004 12:00:00 AM

Algo más que simple interés

Las tarifas que cobran los bancos por los servicios de transacciones y consultas de las cuentas corrientes pueden ser importantes. Las comisiones reflejan la estrategia de las entidades.

En más de una ocasión, los extractos mensuales sorprenden a los clientes de las entidades financieras. Hay descuentos y cobros cuantiosos por conceptos en apariencia inexplicables. Sin embargo, la cuenta casi siempre termina siendo sencilla. Los retiros, los traslados de fondos, la consulta de saldos y el mantenimiento de las tarjetas o de las cuentas cuestan y, con frecuencia, los clientes no tienen presente esos costos, que pueden ser bastante elevados.

Muy pocos saben, por ejemplo, que en promedio un retiro en cajeros automáticos que no pertenecen al mismo banco en el que se tiene la cuenta corriente vale $3.400. Tampoco, que consultar el saldo en un cajero puede costar hasta $4.700.

Puesto en otros términos, ignoran que las tarifas pueden ser una parte cuantiosa de la transacción. Las estadísticas de Servibanca muestran que un retiro promedio en un cajero automático colombiano es de $160.000. Con esto, los $4.700 de comisión de retiro serían el 2,9% de la operación (podría estar cerca del 76% anual).

Pero el desconocimiento no es culpa de los clientes. La información sobre las tasas de interés que los bancos pagan por operaciones poco frecuentes, como la apertura de un CDT o la que cobran por los créditos, tiene una amplia divulgación. Mientras tanto, la de los costos de las transacciones bancarias más usuales, como retiros y consultas es bastante escasa. La Superintendencia Bancaria tuvo la intención de solicitarles a sus vigilados datos periódicos sobre el costo de estas operaciones, pero la circular nunca se expidió.

Por eso, los mismos bancos realizan labores permanentes y tediosas de inteligencia comercial, con compradores fantasma que recorren las ciudades abriendo cuentas para enterarse de los precios que tienen estos servicios. Para evitar ese proceso, un grupo de entidades decidió mostrar abiertamente sus tarifas en un Comité Interbancario, que consolida y reparte entre sus miembros los principales datos de ese mercado.

Las políticas de precios no cambian mucho, dicen los expertos. Tal vez, dos veces al año. Por eso, con bastante certeza se puede decir, con base en los datos de Comité, que la cuota de manejo de una tarjeta débito seguirá estando entre $4.000 y $8.400 mensuales este año, y que un cheque valdrá entre $1.500 y $2.200 antes del IVA, y que Servibanca les cobrará a todos los bancos $1.606 por cada transacción en sus cajeros.

Dinero usó parte de la información del Comité y la completó con datos de 'compradores fantasma', para mostrar los cobros de los bancos en las principales transacciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?