| 11/9/2007 12:00:00 AM

A la hora del té

Esta bebida de tradición milenaria ofrece aromas, sabores y propiedades que se ajustan a todo tipo de gustos. De sus muchas variedades encontrará que la región y el país le otorgan un encanto distintivo.

El té es una infusión que se obtiene de las hojas de la planta Camelia sinensis. El té blanco, negro, verde y oolong, se preparan con esta planta, pero su proceso de fermentación varía, lo que les da diferentes cualidades y características.
 
Aunque el té se cultiva en muchas partes del mundo, es originario del sur y sureste de Asia. China, Japón, Vietnam, Cambodia e India son los países de mayor producción de té, donde de acuerdo con la región y ubicación geográfica, cada uno cuenta con distintas propiedades y aromas.

Las características del té no las determina solamente el proceso de fermentación, sino factores como el método de siembra, el momento de recolección, la fase de secado y si fue mezclado o es puro.
 
Todos estos aspectos son importantes, puesto que un té recogido en la primavera es más suave que el de hojas de otoño, más maduras y de sabor más penetrante. Las mezclas de té o blends, son combinaciones de una misma variedad para obtener un sabor balanceado, usando hojas de diversos orígenes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?