| 4/15/2005 12:00:00 AM

20 formas de eliminar el estrés

Hablar del manejo del estrés es hablar de calidad de vida. Por esto es necesario aprender a reconocer las situaciones de estrés y utilizar tácticas efectivas para afrontarlo.

Cualquier hecho que genere una emoción puede causar estrés, ya sean situaciones positivas como el nacimiento de un hijo o negativas como la pérdida del empleo. También puede surgir por hechos menores como esperar mucho tiempo en una fila o irritarse por el tránsito. Esto depende de cada persona. Esta tensión o interferencia que afecta al organismo, es percibida instintivamente como amenaza y genera una respuesta de lucha o huida. Las hormonas inician una reacción en cadena en el organismo: el corazón late más rápido y la presión arterial sube, la sangre es desviada de los intestinos a los músculos para huir del peligro y el nivel de insulina aumenta para permitir que el cuerpo metabolice más energía.

El estrés puede ser agudo o crónico y provenir de cualquier situación o pensamiento que haga sentir a la persona frustrada, furiosa o ansiosa, explica la psicóloga María Clara Arbeláez, de Avance Consultores, asesores en gestión humana.

A corto plazo no es dañino; pero si hay períodos prolongados de estrés, puede ser nocivo y traducirse en migrañas, dolores de espalda, asma y, en otros niveles, úlceras, enfermedades cardiovasculares, diabetes o artritis reumatoide.

Ciertas drogas, tanto alucinógenas como medicinales, pueden llevar a que se presenten síntomas de ansiedad, debido a los efectos secundarios o al síndrome de abstinencia de la droga. Entre estas sustancias están cafeína, alcohol, nicotina, medicamentos para el resfriado y descongestionantes.

Aunque no hay una única solución, Dinero presenta algunas alternativas para evitar o controlar el estrés. A la hora de hacer la selección, es recomendable revisar el estilo de vida para ver cuál rutina es la más conveniente. Tenga claro que hay rutinas que debe hacer regularmente y que son prioritarias para llevar una vida saludable, como seguir una dieta balanceada, dormir de 7 a 8 horas, limitar el consumo de alcohol, cafeína y tabaco, tomar descansos en el trabajo y asegurarse de mantener el equilibrio entre las actividades recreativas y las responsabilidades y hacer una rutina de ejercicio de acuerdo con los objetivos de cada uno, explica Maty Noguera de Mallarino, instructora de acondicionamiento físico.



EJERCICIOS



Ejercicio. Es una forma saludable de aliviar la energía y la tensión reprimidas. Al ejercitarse, el flujo de oxígeno que llega a la sangre y al cerebro aumenta, lo cual produce un mayor estado de alerta y concentración. También mejora la imagen corporal, disminuye la depresión y genera una sensación de bienestar.

Lo mejor es practicar un ejercicio que le guste. Si no tiene tiempo, aumente actividades de la vida cotidiana que le ayudan a ejercitarse, como caminar o subir escaleras. Se recomienda el trote con ejercicios repetitivos de estiramiento y fortalecimiento de los músculos, por lo menos 30 minutos al día tres veces por semana.



Pilates. Este método consiste en realizar ejercicios de repeticiones breves que fortalecen, tonifican y alargan todos los músculos del cuerpo. Todo esto activa el sistema sanguíneo y el linfático y mejora el esquema corporal, la concentración, la atención, la relajación y la respiración, al igual que el sistema nervioso, circulatorio y respiratorio. Su práctica aumenta el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.



Tai chi. Es una combinación de las artes marciales más efectivas de la cultura china que incluye una variedad de técnicas y disciplinas en la mayoría de sus aplicaciones enfocadas al combate. Con el tai chi se mantiene en buenas condiciones el cuerpo, se previenen estados de ansiedad, depresión y la deficiencia renal, y se benefician los sistemas nervioso, respiratorio, digestivo y circulatorio.



Yoga. Es una disciplina hindú enfocada en el equilibrio físico y espiritual, mediante técnicas de ejercicio y meditación. Con su práctica se consigue elasticidad, los órganos se fortifican, el sistema nervioso se equilibra y las glándulas se regeneran. También se eliminan los diferentes aspectos negativos, como el abuso de alimentos poco sanos, los tóxicos o drogas y los bloqueos generados por el estrés.



TERAPIAS



Masajes. Estimulan la circulación sanguínea estrechando y dilatando las venas, lo que provoca una distensión muscular. El contacto de las manos hace que el alivio sea inmediato, porque el simple calor humano reduce tensiones y ansiedad. Para muchos especialistas, el hidromasaje es la mejor medicina preventiva pues el masaje que brinda el agua es la solución natural frente al estrés, la ansiedad e incluso el insomnio.



Baños. El baño turco y el baño sauna son una forma de hidroterapia que mejora la circulación sanguínea, el ritmo cardíaco y circulatorio y facilita la relajación y la eliminación de toxinas. Al generar vapor, se estimula la transpiración, el calor dilata los vasos capilares de la piel para mantener la presión sanguínea.

Acupuntura. Es un método terapéutico que forma parte de la medicina tradicional china, mediante la cual se insertan agujas pequeñas y delgadas en la piel en puntos específicos del cuerpo. Induce la producción de sustancias analgésicas llamadas endorfinas. Se dice que este método alivia el dolor y corrige trastornos como la migraña, la artritis, los dolores de espalda y cabeza.



Meditación. Es un ejercicio mental o técnica cuya intención es encontrar niveles más profundos de la mente que ayuda a disminuir los niveles de cortisol y adrenalina. Esto es positivo, pues estas hormonas que se producen en estados de estrés, de permanecer en el cuerpo durante períodos prolongados, pueden causar numerosos daños.



OFICINA



Según la psicóloga Arbeláez, para lograr un mejor manejo del estrés y la reducción de los síntomas físicos asociados al mismo, se pueden hacer ciertos ejercicios de 10 a 20 minutos una o dos veces al día que le darán bienestar y tranquilidad en su lugar de trabajo.



Ambiente. Buscar un ambiente tranquilo le permite romper con el ciclo de angustia y restablece el control de ansiedad.



Palabra clave. Un mecanismo mental como una palabra o frase de calma ayuda a transformar el acontecimiento estresante en un reto y a retomar la rutina con paciencia y calma.



Respiración. Respirar por el abdomen en cuatro tiempos, inhalando y exhalando, calma los síntomas de ansiedad y ayuda a regular el metabolismo.



HOBBIES



Música. Varios estudios muestran que la música puede ser utilizada para disminuir la ansiedad y relajar los músculos. Esto debido a que aumenta la producción de endorfinas, conocidas como las hormonas "felices" del cuerpo y reduce los niveles de cortisol, una hormona que se eleva en los momentos de estrés.

Algunos especialistas aseguran que la música de Wagner tiene efectos muy positivos sobre personas que sufrían de ansiedad o depresión, mientras que Chopin es ideal para conciliar el sueño. La música instrumental contemporánea, la minimalista y, sobre todo, la música New Age, que insertan sonidos ancestrales y de la naturaleza, son las más habituales.

Arte. El dibujo aporta a quien lo practica múltiples beneficios físicos y espirituales. Esta actividad tiene valor terapéutico, es una buena forma de adquirir disciplina y perseverancia. Este arte expresa los pensamientos y los sentimientos y ayuda a formar la personalidad y la expresión intelectual del individuo.



Leer. La lectura es un ejercicio de reflexión de alto nivel que desarrolla la imaginación y la creatividad, y una fuente de cultura que aumenta la memoria y la concentración. El conocimiento proporciona una mayor seguridad y confianza en sí mismo.



OTROS



Alimentarse bien. Es necesario alimentar el cerebro. Este órgano, que representa el 2 ó 3% del peso corporal total, es responsable del consumo del 20% de la energía que se extrae de los alimentos. Para mantener bien nutrido al cerebro no es preciso aumentar la ingesta de calorías, pero sí cuidar el aporte de determinados nutrientes.

No deben faltar el aceite de oliva, cereales, pescado, aves, verduras, legumbres y frutas. Evite las comidas copiosas con exceso de azúcar refinada, grasas, frituras o huevos y reduzca las cantidades exageradas de sal, café, té, mate, tabaco y alcohol.



Siesta. La fatiga lo hace menos productivo y más irritable, una no muy buena combinación al sufrir de estrés. Para aquellas personas que no duermen de 7 a 8 horas, unos 15 ó 20 minutos de siesta ayudan a que el día se vuelva más tolerable y llevadero. Si no puede hacer esto, haga una pausa en su trabajo por lo menos de 30 minutos



Risa. Aunque no es la mejor medicina, la risa sí puede ser una de las más beneficiosas para la salud y sanidad. Los estudios muestran que la risa estimula el movimiento de la sangre al corazón y los pulmones, lo cual estimula la energía. También incrementa los anticuerpos que luchan contra las enfermedades y libera las hormonas producidas por el estrés.



Vacaciones. Este tiempo de descanso ayuda a deshacerse de la ansiedad y la angustia y da la oportunidad para reconectarse con familiares y amigos. Una vacación bien elegida permite a la persona seguir relajada aun después de regresar a casa y continuar con la rutina. Según los especialistas, cada año debe tomar 2 ó 3 períodos de vacaciones de entre 8 y 10 días cada uno.



Sexo. Durante esta actividad, el cuerpo libera endorfinas. Estas tienen una estructura química similar a la morfina, que es uno de los fármacos analgésicos más potentes utilizado en enfermedades terminales graves o amputaciones. Por esto es que la persona logra un alto nivel de relajación después del acto sexual.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?