| 7/23/2010 12:00:00 AM

Dormir bien, sentirse bien

Una acumulación de noches de insomnio y sueños interrumpidos dejan serias secuelas en nuestro organismo. El Dr. Miguel Dávila, cirujano especialista en Neurología, Neurofisiología y Medicina del Sueño, explica cómo abordar y solucionar el problema de un inapropiado descanso nocturno.

Tan básica como comer y beber, dormir es una necesidad que, de no ser satisfecha adecuadamente, produce nefastas consecuencias en el organismo, desde mayores riegos de accidentes y cambios de orden metabólico, hasta el colapso del sistema nervioso. No automedicarse, acudir a un profesional cuando se presentan desórdenes y mantener una buena higiene del sueño, son algunas de las recomendaciones de este especialista para aquellas personas que no logran conciliar el sueño.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL SUEÑO?

Hay muchas teorías respecto del sentido último del sueño y la verdad es que realmente se ignora. A fin de cuentas, sabemos que es una necesidad primaria, como comer y beber, y que el descanso es tan importante para conservar la vida como el sexo lo es para la supervivencia de la especie. Todos los seres de la tierra duermen y se ha comprobado que a los cachorros recién nacidos a los que se impide dormir durante la primera semana de vida mueren irremediablemente. De manera que, sabemos, aunque estos experimentos no se puedan hacer con recién nacidos humanos, algo similar o al menos un grave daño o lesiones importantes podrían ocurrirles a nuestros bebés. 


¿CUÁLES SON LOS PELIGROS DE NO DORMIR BIEN?

Sabemos de la importancia del sueño porque conocemos lo que pasa cuando no podemos dormir: nadie puede pasar más de 9 ó 10 días totalmente privado del sueño, ya que se pierde totalmente el contacto con la realidad, empiezan las alucinaciones y puede llegar a colapsar el sistema nervioso.


Por las mismas razones, al no dormir bien se eleva el riesgo de todo tipo de accidentes de trabajo, al conducir y en el hogar. Algunos de los siniestros más graves ocurridos en el mundo tuvieron que ver con el sueño. Por ejemplo, el suceso del famoso buque petrolero Exxon Valdés que encalló y reventó el depósito en Alaska fue debido a un sujeto que se quedó dormido en un momento inapropiado. El famoso accidente del reactor termonuclear de Chernobyl, Ucrania, que en el año 86 explotó y arrojó radiación a la atmósfera contaminando todo a su alrededor, ocurrió porque se durmió el responsable de vigilar la temperatura. También se sabe que la gente que trasnocha debilita su sistema inmunológico y, por lo tanto, es más propensa a tener infecciones.

¿QUÉ PASA CON QUIENES POR RAZONES LABORALES DEBEN TRABAJAR SOLO DE NOCHE?


Si la persona cambia completamente su ritmo y decide vivir de noche y dormir de día; si procura que al dormir su habitación esté como una “cueva”, completamente a oscuras, donde nadie lo moleste y no haya relojes, televisores u otros elementos que le estén dando permanentemente la hora, pues no hay problema, es como si viviera en China, a 13 horas de diferencia. 


Sin embargo, en la naturaleza hay sincronizadores externos, tales como la luz y el ruido, que para el organismo son signos importantes de que es momento de descansar. A medida que se oscurece el día, la melatonina u hormona de la noche empieza a producirse desde una parte del cerebro llamada la epífisis, pero si estamos sometidos a luz artificial intensa, se retarda la producción de la melatonina. La máxima producción de esta hormona está entre las dos y las cuatro de la mañana, que es cuando la temperatura corporal está más baja y la noche es más oscura. Esa hormona nos sincroniza alrededor de nuestro eje circadiano, el reloj biológico. En otras palabras, es un sincronizador con poderes sedantes.

¿SE PRODUCEN DAÑOS QUÍMICOS EN EL CUERPO AL NO DORMIR?

No es muy claro que haya daño, si bien se sabe que el sueño ayuda a la salud del sistema nervioso. Lo que sí se puede producir son cambios de orden metabólico. Pues, cuando la gente duerme poco tiende a subir de peso, salvo una pequeña minoría que adelgaza. Esto ocurre porque se producen cambios en una hormona llamada leptina. En los obesos, también se produce un aumento en la resistencia a la insulina, eso puede aumentar el síndrome metabólico que, a su vez, agrava el cuadro.

¿EN QUÉ MOMENTO HAY QUE PREOCUPARSE?

Una noche de insomnio ocasional es común, uno se despierta cada 90 minutos más o menos, cada vez que termina un ciclo. Pero cuando a la gente le falta sueño por cierto tiempo, se puede volver dramático. Si se conoce la causa, por ejemplo en el caso de los trastornos emocionales, la persona podría estar un poco más tranquila porque cuando pase la causa, pasará el efecto. Aunque, igual si conoce la causa y no la soluciona, el problema se eterniza. En general, alguien que lleva durmiendo mal durante 20 días ya es un caso crónico y no se debe permitir llegar allá. Entre más pronto consulte, más fácil detectar la causa y solucionar el problema.

¿EXISTEN EXÁMENES MÉDICOS PARA DETERMINAR SI A LA PERSONA LE FALTA SUEÑO?

Sí. En mi consultorio todas las noches hacemos polisomnogramas. La gente tiene que venir con el pelo limpio, traer su pijama y pasar la noche durmiendo en el laboratorio. Con las máquinas se monitorea la respiración, si se le baja mucho el oxígeno, si el corazón bombea bien, si la profundidad del sueño es la correcta, si los ciclos se cumplen como toca, etc. Hay un test que se diseñó para esto también, que se llama la prueba de mantenimiento de la vigilia, y otro que se llama prueba múltiple de latencias de sueño, que es como el polisomnograma, solo que de día. Estos se usan para pilotos o choferes de tractomulas y buses, situándolos en un sitio aburrido y pidiéndoles que traten de no dormirse, a ver qué tolerancia tienen para estar en un sitio superaburrido como una cabina de un avión o un bus o camión y no quedarse dormidos aun sin tener estímulos. Existen otras pruebas también para verificar la calidad de sueño.

¿QUÉ INDICA QUE UNA PERSONA SUEÑE O NO? ¿TIENE QUE VER CON LA CALIDAD DEL SUEÑO?

Todo el mundo sueña, lo que pasa es que no todos se acuerdan. Al menos un 10% del tiempo que se duerme se pasa soñando. Es algo que está dado porque el sueño siempre opera en ciclos, y al menos 90 minutos de cada ciclo están dedicados a soñar. Ciertamente, el sueño es un diálogo interior importante, que no hay que desechar, ya que es producto de la propia imaginación y ayuda a consolidar la memoria de lo que uno está aprendiendo.

¿CÓMO SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE SUEÑO?

La gente consulta más por insomnio que por hipersomnio, que son los dos extremos opuestos. En rigor, el segundo tiene más problemas médicos asociados que el primero. Los malos hábitos o higiene del sueño suelen ser la principal causa del insomnio, pero hay gente con malos hábitos que también duerme. Otro de los principales causantes del insomnio es la ansiedad. El tema es que a veces una persona tiene un problema emocional, por ejemplo está pasando por un divorcio y además tiene malos hábitos de sueño, entonces estos lo que hacen es perpetuar la condición del insomne. En esos casos, lo que se debe hacer es resolver el problema principal y luego trabajar la higiene del sueño para que a la persona le resulte cada vez más fácil conciliarlo. En general, si no hay una enfermedad dolorosa o un problema emocional, lo primero es aplicar la higiene del sueño.

¿SIRVEN LAS PASTILLAS? ¿CREAN ADICCIÓN?

Depende de quién las maneje y como lo hagan. Sí crean adicción, por eso es mejor dejar su formulación siempre al médico. Pero los médicos que no saben de sueño también se equivocan, entonces pueden estar generando un porcentaje de adictos a las pastillas si las formulan antes de reflexionar y hacer un estudio exhaustivo de qué es lo que puede estar causando el insomnio y hacer cambios para eliminarlo. En mi caso, la primera consulta de insomnio puede tardar entre una hora y cuarto y hora y media, y en ella investigo todos los aspectos de la vida que hacen que una persona no duerma bien.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?