| 11/15/2002 12:00:00 AM

Vuelve el interés.

Por primera vez en tres años, hay interés de constructores internacionales en participar en un gran proyecto de infraestructura en el país. La brasileña Odebrecht y la española Ferrovial están tras la concesión de la segunda fase de TransMilenio, un proyecto que vale US$300 millones y que saldrá a licitación en tres tramos entre diciembre y febrero próximos. Lo novedoso del esquema es que no requiere endeudamiento de Bogotá ni de Colombia, ya que el concesionario asume los costos y el gobierno le paga en seis años con recursos del Distrito capital y de la Nación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.