| 9/14/1998 12:00:00 AM

Vueltas que da la vida.

Entre los empresarios había grandes expectativas por las iniciativas laborales del nuevo gobierno. La comisión de empalme del Ministerio de Trabajo le recomendó al Presidente adoptar la propuesta de Mauricio Cárdenas de generalizar el salario integral para ingresos mayores a dos mínimos. Pero la reforma tributaria presentada al Congreso da un viraje de 180 grados, ya que al eliminar la exención del 30% de los salarios integrales mayores al millón de pesos, se aumenta la tributación efectiva por encima de la del salario normal. Así nadie querrá mantener o adoptar ahora un salario integral y en consecuencia éste desaparecerá cuando realmente por el alto desempleo lo que se requiere es lo contrario. ¿Qué dirá el Ministro de Trabajo?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?