| 3/19/2004 12:00:00 AM

¿VITRINEANDO?

Los banqueros de inversión aseguran que la reciente visita de ejecutivos de Alpina a Parma, Italia, obedece a que la empresa es una de las que más tendrían qué perder en caso de una venta a un mismo comprador de los activos de Parmalat en Colombia y Venezuela, ya que la compañía nacional tiene fuertes inversiones en los dos países. Por eso, están siendo muy diligentes en averiguar las posibilidades que, para los eventuales compradores de un 'bloque' regional de sus negocios, ofrecería el desbarajuste de la multinacional italiana. Simultáneamente, los bancos de inversión no pierden ocasión para tratar de interesar a otros posibles compradores nacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?