| 8/30/2007 12:00:00 AM

Verdad incómoda

¿Por qué Java o Sumatra, que producía coca hace un siglo no es hoy el mayor productor de cocaína del mundo? Porque, a diferencia de Colombia, las islas no cayeron en la trampa de la deshonestidad, como la llama el economista Francisco Thoumi, en un ensayo que se publicará en pocos días. La tesis es que siempre habrá oportunidades para hacer negocios ilícitos rentables, pero que la sociedad colombiana debería saber que aunque haya demanda, esos bienes no se deberían producir. Deberíamos dejar de culpar al mundo por el consumo de droga, y rechazar el comportamiento avivato que aprueba la violación de las normas legales, y establecer un imperio de la ley. "El país es el primer productor de dólares falsos, el primer o segundo exportador latinoamericano de prostitutas, el primer productor mundial de sicarios, primer o segundo productor de secuestros, el segundo país en número de niños guerreros y desplazados y un productor de pasaportes europeos de primera calidad", dice. El punto es que con o sin demanda internacional ilegal de drogas, Colombia no puede continuar aceptando que el onceavo mandamiento en el país sea "no dar papaya".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?