| 6/26/2009 12:00:00 AM

Vacaciones forzadas en GM Venezuela

Como un balde de agua fría cayó entre los autopartistas colombianos el anuncio de General Motors en Venezuela, de cerrar sus operaciones por tres meses, desde el pasado 19 de junio. La compañía, con cerca de 2.500 empleados, anticipó vacaciones argumentando la imposibilidad de obtener divisas para importar el material CKD y las autopartes. Incluso, la compañía tiene deudas pendientes con sus proveedores internacionales desde hace más de seis meses, debido a las restricciones del gobierno venezolano para entregarle divisas. Los proveedores colombianos no solo tendrán congelados los pedidos sino que tendrán que esperar aún más por los pagos de productos despachados hace casi un año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?