| 11/14/2003 12:00:00 AM

Un paso atrás.

El artículo del proyecto de reforma tributaria que grava las emisiones de bonos y papeles comerciales con un impuesto de timbre del 1% tiene muy preocupados a los actores del mercado de capitales. Como está redactado, no solo afecta la emisión sino las transacciones que se realicen en el mercado secundario, lo que les quitaría liquidez a estos papeles. Se calcula que en un bono a 10 años el impuesto de timbre encarecería el papel para el emisor en 0,25%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?