| 11/27/2009 12:00:00 AM

Tras los predios de Ardila Lülle

Un grupo de ocho empresas, del cual hace parte Alianza Fiduciaria, se quedó con uno de los predios más apetecidos en Barranquilla, propiedad del industrial Carlos Ardila Lülle. Se trata de un lote de 88.000 m2 ubicado donde funcionó la antigua planta de Peldar. Varias constructoras e, incluso, la familia Char, estaban tras estos predios. La promesa de venta se firmó por $30.000 millones y ya salieron a preventa los primeros locales comerciales de Riverside Puerto de Oportunidades, nombre del proyecto, que además incluye hotel, recreación y vivienda. Carrefour, Éxito y Olímpica disputan los almacenes más grandes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?