| 10/18/2002 12:00:00 AM

Textiles copados.

Bastó con que el dólar subiera y las empresas empezaran a comprar textiles nacionales en vez de importados para que la capacidad de las textileras colombianas se copara. Esta situación prende una señal de alarma para el sector, porque esta demanda coyuntural de textiles no representa nada en comparación con la que se espera que generen las preferencias arancelarias para Estados Unidos vía el Atpa. Quedó así demostrado que hilanderías y textileras requieren capital para ensanches y nueva maquinaria. Los empresarios se han venido reuniendo con el IFI para definir mecanismos que les permitan aumentar su capacidad, como el leasing.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.