| 9/10/1999 12:00:00 AM

Steel District 2.

Con inversiones por más de US$1.500 millones, la nueva empresa estaría entre las 5 empresas privadas más grandes del país.

La decisión final sobre el distrito siderúrgico depende de compromisos gubernamentales acerca de disponibilidad de energía (inicialmente 300 megas y 600 en la segunda etapa), reservas de gas natural (claves para la producción limpia y eficiente) y status de zona especial para comercio. La decisión final de los inversionistas, en la que el vicepresidente Gustavo Bell ha puesto todo su empeño para evitar que el proyecto se vaya para una isla del Caribe, se tomará antes de finalizar octubre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?