Sin auxilios

| 10/8/1999 12:00:00 AM

Sin auxilios

La aprobación en el Congreso del austero Presupuesto de la Verdad tiene una innovación institucional que no ha salido a la luz pública: no lleva partidas para los congresistas. Además de permitir una economía de recursos por varios cientos de miles de millones de pesos, este hecho tendrá esta implicación política para el año entrante: las partidas nacionales manejadas por congresistas dejarán de influir en las elecciones locales. Ello puede ser una verdadera caja de sorpresas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.