| 8/1/2008 12:00:00 AM

Reacción en cadena


La desaceleración en las ventas de vehículos en el mercado local, el recorte en las exportaciones a Venezuela y la morosidad de empresas vecinas con las compañías de autopartes colombianas siguen cobrando empleos en el sector productivo. Colmotores, que ensambla los vehículos Chevrolet, cerró operaciones por dos semanas en Colombia y por seis semanas en su planta de Venezuela. Sin embargo, en el vecino país la parálisis podría extenderse un par de semanas más, mientras se regulariza el acceso a las divisas que otorga el Estado para las importaciones de material CKD y de las piezas y partes para ensamblar los vehículos. Por efecto del cierre de la planta de Colmotores en Bogotá, compañías como Industrias JB y Guayas B y G tuvieron que programar un receso en sus operaciones para no aumentar sus inventarios. Otras como Transejes y Fanalca, afectadas por la baja en las ventas locales, tuvieron que recurrir al recorte de personal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?