| 8/13/1999 12:00:00 AM

Puja paisa.

La privatización de Isagen enfrenta un obstáculo enorme. EPM tiene una vieja reclamación contra Isagen e ISA por la utilización del agua del embalse El Peñol, de su propiedad.



Argumenta que ISA-Isagen se han lucrado durante muchos años usando el agua del embalse para generar energía en Jaguas y San Carlos. EPM busca que la Nación le restituya el valor económico actual del uso del recurso, que estima en US$600 millones. Con esa contingencia, es difícil que haya otro comprador interesado, diferente a EPM.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?