| 4/5/2002 12:00:00 AM

Proveedores desesperados.

La Asociación Nacional de Industriales acaba de presentar una queja formal al Ministerio de Desarrollo contra las grandes cadenas de supermercados, porque sus afiliados están desesperados con la presión que las cadenas están haciendo para que rebajen los precios. Mientras en el 2001 para esta altura del año ya se habían cerrado las negociaciones con los proveedores, este año algunas cadenas están reacias a formalizarlas. La defensa de los supermercados es que ellos no solo generan empleo, sino que ayudan a controlar la inflación con menores precios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.