| 6/8/2006 12:00:00 AM

Preocupación siderúrgica

Mientras la industria siderúrgica se convierte en negocio de gigantes en el mundo, una nueva empresa comenzó a operar al norte de Bogotá, en el municipio de Tocancipá. Se trata de la Compañía Siderúrgica de la Sabana, Comsisa. En la actualidad, adelanta procesos de laminado y para finales de este año entrará en operación un horno eléctrico. La empresa tendrá capacidad para producir 18.000 toneladas de hierro mensuales. La preocupación en la industria, con la llegada de este nuevo jugador, es que los precios de la chatarra —principal materia prima de las siderúrgicas semiintegradas— sigan subiendo, por la demanda local y por las exportaciones. Hoy, una tonelada de chatarra en Colombia puede costar US$160 e importada, unos US$260.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?